Por Néstor Echarte


El sistema Topocéntrico de casas astrológicas y el sistema Placidus son los preferidos a la hora de elegir la forma de domificar una carta natal. La mayoría de los consultados afirmó haber realizado un profundo estudio antes de decidir su elección.


El pasado 17 de diciembre planteé ante el colectivo astrológico una inquietud, relacionada con la utilización de los distintos sistemas de casas en la práctica astrológica cotidiana.

Dicho sondeo, no tenía la pretensión de una estadística rigurosa, pero sí, de conocer la manera en que los astrólogos eligen, conocen, y aplican los distintos sistemas de domificación existentes de acuerdo a sus necesidades de cálculo y fundamentos interpretativos.

El número de encuestados no es suficiente para una estadística rigurosa, pero sí es una muestra que nos inclina a pensar y razonar sobre las motivaciones de los astrólogos a la hora de elegir sus herramientas de trabajo.

Tal como se consigna en el título de esta nota, se trata de los “primeros resultados”, pues se ha trazado una línea de corte en el día de hoy, 24 de diciembre de 2020, cumpliéndose la primera semana desde que la misma fue hecha pública, pero manifestando nuestra intención de que la misma continúe vigente, para ir chequeando en diferentes momentos las tendencias y modificaciones que a futuro pudieran llegar a surgir sobre esas mismas inquietudes.

 

Las preguntas del sondeo

Fueron 3 las preguntas que se plantearon en este sondeo, muy sencillas y nada pretenciosas: 1) - saber si los astrólogos realizan sus cálculos asistidos por una PC o de forma manual; 2) - saber si el astrólogo conoce con claridad por qué motivo utiliza un determinado sistema de casas en detrimento de los otros; y 3) - conocer qué sistema de domificación es el elegido, ante un muestreo de no más de diez sistemas propuestos, a nuestro criterio tomados entre los más conocidos.

Un total de 140 astrólogos estuvieron dispuestos a responder. Mi enorme y profundo agradecimiento a todos ellos, por el tiempo dedicado a responder con claridad a estos conceptos y a aportar un poco de luz hacia un tema que por lo general se maneja muy intuitivamente, y sobre el que pocas veces se realiza docencia en los cursos de formación astrológica.


Es obvio que las herramientas están hechas para ser utilizadas. Y que la irrupción de la informática en todas las áreas de la vida humana, no estuvo ajena a la práctica de la astrología, provocando en su corta evolución, desde la aparición de las primeras calculadoras científicas, hasta la utilización de las actuales y veloces computadoras, el acercamiento a la astrología, de mucha gente, que 40 años atrás veía como un tabú y un impedimento atravesar la barrera del cálculo astrológico de la carta natal, y de las diferentes técnicas que complementaban su uso. La tecnología facilitó el acceso de mucha gente a la práctica astrológica, sin más pretensiones que interpretar los temas natales ya resueltos por la nueva tecnología y profundizó el enfrentamiento y división entre aquellos que por su habilidad natural de resolver el cálculo astrológico era tildado de racionalista extremo, y aquellos que por no poder acceder a ese panteón de elegidos que se comunicaban entre sí mediante un lenguaje incomprensible, afirman vehementemente no dedicarse a la astrología predictiva abrazando aquella que denominaron humanista y psicológica a la hora de hacer efectivas sus devoluciones a los consultantes. Claro que en medio de ese enfrentamiento estaban aquellos que tenían claridad en ambos mundos, que manejaban el cálculo y la interpretación como cualquier astrólogo erudito de la antigüedad lo hacía a diario en su inmensa tarea profesional.

Por lo pronto, nuestro sondeo dejó en claro, ante este primer requerimiento, que absolutamente todos se adaptaron rápidamente a las nuevas tecnologías. El 80% de los encuestados afirma realizar sus cálculos solo asistido por computadora, el 19,3 % afirma realizar sus cálculos, a veces, en forma manual, pero otras tantas asistido por una computadora. Algo así como para no perder la vieja costumbre de calcular correctamente una carta natal, y “saborear el placer de dibujar una carta manualmente” lo que para todos los que lo hacemos, coincidimos en que se vive en análisis de la misma de una manera diferente, paso a paso, dibujo a dibujo, planeta a planeta, en la medida en que la vamos delineando con un lápiz. Solo un 0,7 %, es decir una sola persona, afirmó realizar sus cálculos totalmente en forma manual. Todo un hallazgo.


Siempre creí que la elección de un sistema de casas en el momento en que alguien se dispone a calcular cartas natales es algo que habitualmente se pasa por alto. Y que a lo sumo, se utiliza la opción predeterminada por software, o el sistema heredado del profesor que a uno le enseñó astrología. Si las respuestas de este sondeo fueron sinceras, debo reconocer que me equivoqué en esa apreciación, ya que el 45 % de los encuestados manifestó haber indagado previamente sobre las características de los sistemas de casas a la hora de hacer una elección, mientras que el 38,6 % dijo haber sido influenciado por la recomendación de sus profesores. El 14,3 % manifestó utilizar el predeterminado por software, mientras que solo el 2.1 % (3 personas de las 140 consultadas) reconocen no tener idea de que sistema están utilizando.


En cuanto a la elección del sistema de domificación a utilizar, no me causó ninguna sorpresa que tanto el sistema Topocéntrico como el de Placidus fueron los que encabezaron las preferencias de los astrólogos. Con el tiempo han logrado imponerse como los más utilizados en todo el mundo. Placidus por tradición, y el Topocéntrico por su propia fuerza. Primero por Wendel Polich y Nelson Page, sus autores y desarrolladores en la Argentina, luego por la gran cantidad de astrólogos que en todo el mundo avalaron con su utilización el sistema propuesto. Cabe destacar que en esta encuesta, el sistema Topocéntrico encabeza la preferencia de los astrólogos con el 51,8 % de los consultados (73 personas), seguido por Placidus con un 36,9 % de quienes respondieron (52 personas). Llama la atención que sobre el resto de las opciones propuestas (que no son todas las existentes) quien siguió en la preferencia de los consultados fue la genérica opción “otros” con solo 6 que la eligieron, otros 5 eligieron el sistema de casas iguales, solo 2 dijeron utilizar el sistema de Reggiomontanus, y un solo usuario para los sistemas de Campanus, Koch y Alcabitius.

Llama la atención que no se hayan consignado más personas predispuestas a utilizar el sistema de Koch teniendo en cuenta que es el método propuesto por quienes llevan adelante su práctica astrológica basados en el sistema astrológico Huber.

A favor de Placidus y Topocéntrico, sistemas que encabezaron las preferencias de los consultados,se puede decir que mediante ambos métodos se arriba a los mismos resultados. Tal vez con pequeñas diferencias que no son significativas, y mucho más relacionados por las formas en que se aplican las fórmulas para el cálculo de cada uno de ellos

 

Vale destacar que no es un sondeo definitivo, y dejaremos la encuesta abierta para que quienes lo deseen puedan seguir manifestando cual es el sistema de su elección, publicando los resultados nuevos en caso de existir cambios significativos, o confirmaciones contundentes sobre los resultados ya expuestos.

 

Ud puede aportar su opinión en este sondeo en el siguiente link:

https://forms.gle/tpPpE93w44ehC6uh6