por Néstor Echarte

Una importante serie de lunaciones que comienza con el 7 de abril de 2016 culminando con la del 1 de septiembre de  2016, siendo esta última un exacto eclipse de Sol; y a las que se suma la conjunción Saturno-Marte del próximo 24 de agosto, se proyectan con intensidad sobre diferentes sectores del Océano Pacífico, dentro del marco de lo que se conoce como “Cinturón de Fuego del Pacífico”, una zona de intensa actividad sísmica con alcances sobre el continente Americano y sobre las islas de la Polinesia, pre anunciando un año con riesgos de intensa actividad sísmica para el sector mencionado (con repercusiones en otros lugares de la tierra).

Durante muchos años de haber investigado la relación de la astrología con la actividad sísmica de nuestro planeta (remito a mi trabajo publicado en http://goo.gl/T2X2HY) he llegado a observar la incidencia de muchos aspectos astrológicos, en forma directa sobre la Tierra.

Distintas combinaciones de aspectos provocan riesgos sísmicos de importancia, los que al ser proyectados sobre nuestro planeta, indican los sectores de la Tierra con mayor riesgo probable de sufrir este tipo de fenómenos. Si a esto le sumamos que dichos sectores, son los que naturalmente tienen mayor riesgo sísmico por su conformación geológica, la probabilidad de eventos sísmicos de diferente naturaleza se ve aumentada.

CINTURON DE FUEGO DEL PACIFICO.

 

El riesgo sísmico a la luz de la astrología

Los terremotos son movimientos de tierra que se producen en la Litosfera, es decir en la primera capa de la corteza terrestre, la que llega a tener un espesor de hasta 100 kmts. El epicentro del terremoto, se encuentra siempre en la profundidad de la corteza terrestre. En la actualidad, existe una teoría llamada ´tectónica de placas´, que sostiene que esta corteza está formada por aproximadamente 12 placas independientes de tamaños subcontinentales, las que por alguna razón se mueven. El movimiento o desplazamiento de alguna de estas placas, produce un efecto de rozamiento o de choque con las placas vecinas, experimentando las rocas que se encuentran ubicadas en los bordes de las placas, una tensión que aumentará en la medida que la resistencia y la elasticidad de las rocas lo permita. Cuando esta elasticidad llegue a su máximo, las rocas se fracturan dando origen a un ´terremoto´, el cual siempre se produce a lo largo de los bordes de estas placas, cuyos puntos de unión son los que se denominan ´fallas´.

El tiempo que transcurre desde el momento en que se produce la tensión hasta el momento en que las rocas se fracturan originando el terremoto, puede oscilar entre unos pocos segundos hasta varios años, dependiendo la duración del período, fundamentalmente de la elasticidad y resistencia de las rocas que se encuentran en tensión.

Si traducimos esta definición a lenguaje astrológico encontramos que no hay nada mejor que los aspectos astrológicos de conjunción (0°), cuadratura (90°) y oposición (180°) para simbolizar este concepto. Cuando  dos planetas se encuentran  aspectados de esta manera, decimos que se encuentran en tensión, y si la naturaleza esencial de estos planetas es violenta y destructiva, como en el caso de la de Marte y Urano,  o de Saturno y Marte, entre otros aspectos, podemos decir que esta tensión tiene un límite que, con el tiempo, que terminará manifestándose en una fractura.

Como el hilo siempre se corta por lo más delgado, no es difícil deducir que se manifestará a lo largo de una zona de fallas. Aquí encontramos la segunda analogía, es decir que dada una tensión entre elementos resistentes, cuando la tensión aumenta ´las rocas se fracturan produciendo un terremoto´.

Los astrólogos sabemos que esto es una ley que se manifiesta en todos los planos, tanto en el orden mundial como en el individual, ya que cuando encontramos individuos tensionados, posiblemente estarán respondiendo a este tipo de aspectos, y las crisis en la vida humana, estallan cuando las ´rocas´ interiores (por así decirlo) no pueden soportar más, pues el individuo ha llegado al máximo de su resistencia.

El cielo y su movimiento

Seis lunaciones a partir del  7 de abril de 2016 (siendo la última, además, un eclipse total de Sol) más la conjunción Saturno/Marte, que tiene lugar solo unos días antes a la lunación y eclipse de Sol del 1 de septiembre de 2016, trazan un camino de aspectos de enorme fuerza sobre distintos sectores del océano pacífico, enmarcados dentro de lo que se conoce como “Cinturón de Fuego del Pacífico”.

Desde el 7 de abril de 2016 en adelante, todas las lunaciones hasta el Eclipse del 1 de septiembre del mismo año dejan su huella astrológica en este sector. A saber:

  • Lunación del 7 de Abril de 2016 (18°04´ de Aries)

  • Lunación del 6 de Mayo de 2016 (16°41´ de Tauro)

  • Lunación del 5 de Junio de 2016 (14°53´ de Géminis)

  • Lunación del 4 de Julio de 2016 (12°54´ de Cáncer)

  • Lunación del 2 de Agosto de 2016 (10°58´de Leo)

  • Conjunción Saturno Marte del 24 de Agosto de 2016 (9°53´ de Sagitario)

  • Eclipse de Sol del 1 de Septiembre de 2016 (9°21´ de Virgo)

 

Analizamos a continuación cada uno de los aspectos mencionados, con el gráfico de su mapa natal y su proyección sobre la Tierra mediante la técnica de Astrocartografía, la que nos permite realizar la proyección de los planetas sobre la tierra exactamente en los puntos en que afectan al planeta con su manifestación astrológica.

 

Lunación del 7 de Abril de 2016 (18°04´ de Aries)

Tomamos esta lunación como comienzo de ciclo ya que es la primera Luna Nueva de este año astrológico, y la que se da sobre el primer signo zodiacal que es Aries. La misma tiene la particularidad que se hace en exacta conjunción con con el violento planeta Urano y en cuadratura con el planeta Plutón. Tanto la línea meridiana del FC de la lunación y urano, como la línea del MC de Plutón se encuentran sobre el Pacífico, estando Plutón muy cercano a la costa del continente Americano. La línea de proyección de Plutón pasa exactamente sobre la ciudad de Lima.


Lunación del 6 de Mayo de 2016 (16°41´ de Tauro)

En esta segunda Luna Nueva, la misma cae a pleno sobre el Pacífico, mientras que la línea de FC de Saturno (que se encuentra en quincuncio con la lunación) cae muy cercana al continente americano, ambos nuevamente sobre el “Cinturón de Fuego del Pacífico”.

 

 

Lunación del 5 de Junio de 2016 (14°53´ de Géminis)

La Luna Nueva de Junio forma una Cruz Cósmica en signos mutables. Se realiza en el signo de Géminis en exacta oposición a Saturno en Sagitario, mientras que se completa la cruz cósmica con las respectivas cuadraturas a la oposición Neptuno-Júpiter en los singos de Piscis y Virgo Repentinamente. En este caso, se proyecta sobre el pacífico la línea meridiana de FC de Neptuno y la Línea meridiana de MC de Júpiter. Recordemos que en el análisis sismológico a Neptuno se le adjudica una participación importante en la producción de Tsunamis.

 

Lunación del 4 de Julio de 2016 (12°54´ de Cáncer)

Esta lunación se realiza desde Cáncer en exacta oposición a Plutón en Capricornio. Todos los elementos de la lunación y de la oposición se proyectan sobre el Pacífico. En el caso de la Luna Nueva, lo hace la línea del FC, y en el caso de Plutón la línea del MC.

 

 

Lunación del 2 de Agosto de 2016 (10°58´de Leo)

Esta Luna Nueva de Leo cae exactamente, a pleno, sobre el MC del Pacífico. repitiendo aspectos precedentes y acumulando mayor probabilidad de riesgo sobre estos sectores.

 

 

Conjunción Saturno Marte del 24 de Agosto de 2016 (9°53´ de Sagitario)

Este es un aspecto de singular importancia. De hecho, la combinación Marte-Saturno es representativo de un importante contenido de violencia que en la estadística se traduce en un importante número de terremotos que al ser analizados repiten este aspecto astrológico. Por lo general es un aspecto de una fuerza con características destructivas. Se suma a esta conjunción, el hecho que la misma se realiza sobre la estrella fija Antares. Esta estrella tiene un alto contenido marciano en sus efectos, y también se la asocia con catástrofes y hechos de destrucción de importancia. Se suma a esto, la cuadratura que esta conjunción mantiene con el planeta Neptuno, que como ya mencionamos, tiene regencia sobre tsunamis y movimientos de importancia en el mar. Tanto la conjunción Saturno-Marte, en lo que hace a su proyección sobre el FC, como el planeta Neptuno, en lo que hace en su proyección en el MC, trazan su cuadratura sobre el marco del cinturón de fuego del Pacífico.

 

 

Eclipse de Sol del 1 de Septiembre de 2016 (9°21´ de Virgo)

Este último aspecto a analizar es el más fuerte e importante de todos. Es un eclipse total de Sol, que se realiza en el signo de Virgo, en oposición al planeta Neptuno, y ambos en cuadratura a la ya analizada conjunción Saturno-Marte, que desde el 24 de agosto aún se mantiene activa en el cielo para esta fecha. Tanto el FC del eclipse, como el MC de Neptuno se proyectan también exactamente sobre el océano pacífico.

 

 

Conclusión:

La sumatoria de tantos aspectos de enorme importancia y contundencia sobre un mismo sector de la Tierra hablan de un riesgo cierto para nuestro planeta, sobre todo en la zona del Pacífico que hemos analizado. Dicho riesgo se puede manifestar a través de la realización de sismos y tsunamis, que afectarán tanto a regiones de la Polinesia y Asia, como a la costa americana sobre el Océano Pacífico, hechos que podrán sucederse a lo largo de los próximos meses y por lo menos hasta finalizado el año 2016.

En el siguiente gráfico mostramos los lugares del pacífico donde se concentran las seis lunaciones mencionadas, el eclipse total de Sol y la conjunción Marte Saturno que muestran a las claras que ese sector del Pacífico será uno de los más castigados en relación al riesgo sísmico durante los próximos meses.

 

Referencias del mapa anterior:

 Lunación del 7 de Abril de 2016 (18°04´ de Aries)

    • Línea 1: Luna Nueva conjunción Urano en FC del lugar

    • Línea 2: Cuadratura Plutón en MC del Lugar

 Lunación del 6 de Mayo de 2016 (16°41´ de Tauro)

    • Línea 3: Luna Nueva en MC del lugar

    • Línea 4:Quincuncio Saturno en FC del lugar

 Lunación del 5 de Junio de 2016 (14°53´ de Géminis)

    • Línea 5: Oposición Júpiter (MC) - Neptuno (FC)

 Lunación del 4 de Julio de 2016 (12°54´ de Cáncer)

    • Línea 6: Luna Nueva en FC del lugar.

    • Línea 7: Oposición Plutón en MC del lugar.

 Lunación del 2 de Agosto de 2016 (10°58´de Leo)

    • Línea 8: Luna Nueva en MC del lugar.

 Conjunción Saturno Marte del 24 de Agosto de 2016 (9°53´ de Sagitario)

    • Línea 9: Conjunción Saturno Marte en FC del lugar

    • Línea 10: Cuadratura Neptuno en MC del lugar

 Eclipse de Sol del 1 de Septiembre de 2016 (9°21´ de Virgo)

    • Línea 11: Oposición Eclipse de Sol (FC) - Neptuno (MC)



De esta manera se confirma como en los próximos seis meses todas las lunaciones mas la conjunción Saturno Marte caen sobre un mismo sector del plaeta Tierra, de hecho uno de los más sísmicos del planeta, aumentando así la probabilidad de que se produzca un hecho sísmico de importancia.

Es de notar que muchos de estos aspectos, se repiten en los mismos lugares de la tierra en que en fechas anteriores se produjeron eventos similares, por ejemplo el grupo de eventos señalados con los números 1, 6, 7 y 10 que delimita la zona donde recaen dos lunas nuevas en el sector del FC, la oposición de Plutón y la cuadratura de Neptuno. O el sector señalado con los números 5 y 11, puntos de oposición de Júpiter y de un Eclipse de Sol. O de la zona más cercana al continente americano, señalada por los números 2, 4 y 9, que agrupa a una cuadratura de Plutón, un quincuncio de Saturno y una conjunción de Saturno Marte. Pasando por la solitaria línea de la lunación del 3 de mayo que afecta a la conocida isla de Pascua.

Como vemos, el cinturón de fuego del Pacífico estará sumamente activo durante el 2016.