Por Néstor Echarte


 

La astrología se basa en el análisis de elementos simbólicos que permiten realizar conjeturas. Toda conjetura es discutible, y muchas veces las opiniones sobre un mismo aspecto pueden diferir. Pero por otra parte existen técnicas sumamente precisas y elaboradas, que por su solo impacto confirman la existencia de hechos que le suceden a los seres humanos, pero fundamentalmente basados en el concepto de la “espontaneidad”. Por lo que cualquier hecho analizado bajo este concepto, lejos está de ser parte de un “acting” como hemos escuchado en muchos medios de comunicación.

Para poner verdad sobre mentira, nada más inapelable que la utilización de la técnica de tránsitos ascensionales por DMO, siguiendo estrictamente las reglas de interpretación y cálculo que definieron ya, hace más de 6 décadas por los astrólogos Wendel Polich y Nelson Page, autores del sistema Topocéntrico de Casas, y de esta joya de la astrología que consiste en el cálculo e interpretación de la Carta Ascensional (que tiene reglas muy definidas) y por extensión la utilización de tránsitos ascensionales para analizar eventos de naturaleza espontánea, cuyo efecto sobre las personas resulta en hechos de naturaleza inapelable, y que entre otras posibilidades nos brinda la posibilidad de poder rectificar con solo un par de ellos, la hora natal de una persona.

Fernando Andrés Sabag Montiel, autor del fallido disparo a solo diez centímetros del rostro de la vicepresidenta de la Nación, era totalmente consciente de lo que hacía y llevó adelante un hecho totalmente planificado.

El atentado tuvo lugar el 1 de septiembre de 2022, a las 20 hs. 52 m. - Todo tránsito ascensional, para que se exprese en hechos concretos, debe estar sustentado, previamente, en un tránsito eclíptico. Por lo que a continuación analizaremos la carta de Cristina Kirchner con los tránsitos que tenía en el día del atentado, en el momento exacto en que este se produjo.

Abundan los aspectos producidos por los tránsitos, pero al solo efecto de mostrar el impacto de los mismos, bajo una economía de recursos, señalamos aquellos que responden al concepto de “partil”, es decir, aquellos aspectos que se dan con total exactitud.

Vemos como a la hora señalada, el punto ascendente se encuentra en aspecto de conjunción “partil” con su Marte natal (solo 13 minutos de arco de orbe), mientras que la Luna en tránsito, algo así como la aguja del reloj de los acontecimientos, se encuentra en exacta oposición a su luna natal (desde Escorpio a Tauro) con solo 2 minutos de arco de orbe. 

Podemos abundar en el análisis agregando, además, que Marte en tránsito se encontraba en cuadratura con su Sol natal, y que días atrás, al conformarse la conjunción en Tauro, de Marte-Urano-Nodo, lo hizo casi con exactitud sobre su Luna natal. Claramente la presencia de Marte, señalado por el ascendente del tránsito refleja la posibilidad de vivir situaciones de violencia, y que ellas se den en la vía pública (la Luna regente de III) y en medio de manifestaciones de apoyo popular (nuevamente la Luna como principio)

Esto basta, para que luego, al analizar sus tránsitos ascensionales, estos expliquen con contundencia la seriedad de los hechos ocurridos, y la exactitud de los mismos los alejan del concepto conspirativo propuesto por quienes sostienen que se trató de un “acting”.

En este gráfico vemos la carta ascensional de Cristina Fernández de Kirchner, con la carta natal del tránsito ascensional en el momento del atentado, proyectadas con los planetas con sus respectivas distancias meridianas (tránsito por DMO)

Se puede constatar la exactitud de los mismos, con escaso margen de orbe, que viene a validar la hipótesis del atentado, cumpliendo además con la regla previa de ser sustentado por un tránsito eclíptico de naturaleza semejante. 

En primer lugar, la Luna en tránsito ascensional está en exacta conjunción por antiscio ascensional con el planeta Marte, con una diferencia de solo 6 minutos de arco.

Le sigue Júpiter, en exacta conjunción por antiscio ascensional, con el propio Júpiter natal, con una diferencia de tan solo 20 minutos de arco.

Y por último Quirón, también en exacta conjunción ascensional con su Luna natal, con una diferencia de tan solo 10 minutos de arco.

Los aspectos mencionados hablan por sí mismos para quienes han experimentado con tránsitos ascensionales.

Desde lo interpretativo, la Luna siempre actúa como elemento despertador. A la manera de la aguja de un reloj señala los acontecimientos en curso. En este caso señala la oportunidad de Marte ascensional, previamente señalado por el ascendente eclíptico sobre la carta eclíptica de Cristina Kirchner.

Es indudable que la conjunción exacta ascensional Júpiter-Júpiter (sobre su ascendente), en el natal conjunto a la Luna (también señalada en la ascensional) es el aspecto que salva su vida.

Mientras que Quirón en exacta conjunción con su Luna Natal (también en aspecto Ascensional), además de contribuir a salvar su vida, deje en ella una clara reflexión de empatía total con la gente que se volcó a manifestarle su apoyo, como también en la sociedad que manifiesta su amor hacia ella, la necesidad de tener que reflexionar sobre los riesgos que implica manifestar su cariño, pero con el cuidado necesario para preservar la vida de la vice presidenta.