Por Néstor Echarte

 

El reciente descubrimiento de un cuerpo celeste que orbita en las cercanías del Sol, podría confirmar la hipótesis que Le Verrier lanzó en 1843 sobre la existencia del planeta Vulcano, al percatarse (al igual que lo hizo con el descubrimiento de Neptuno) que las perturbaciones que se producían en la órbita del planeta Mercurio, eran producidas por un pequeño cuerpo celeste cuya órbita podría estar en  cercanías del mismo. 


El pasado 13 de Agosto, un grupo de astrónomos del observatorio Cerro Tololo, en Chile, realizó el descubrimiento de un cuerpo celeste que orbita nuestro sistema solar en una órbita interior a la del planeta Mercurio. El mismo se ha convertido en la roca espacial más rápida de nuestro sistema, ya que orbita a nuestra estrella en tan solo 113 días. Con respecto a este movimiento, es el segundo objeto astronómico más veloz, si se lo compara con el planeta Mercurio que tiene un ciclo anual de tan sólo 88 días terrestres.

El asteroide descubierto está catalogado por los astrónomos como 2021 PH27. Su trayectoria es ovalada y durante la misma atraviesa las órbitas de Mercurio y de Venus. No tiene más de un kilómetro de diámetro, aunque su órbita es regular y perfectamente medible.

Su comportamiento orbital le arrebata a Mercurio el hecho de ser el objeto celeste más cercano al Sol, ya que por momentos su órbita cruza la de Mercurio acercándose a nuestra estrella y convirtiéndose también en el objeto que se expone a las más altas temperaturas de nuestro sistema.

 

Vulcano y Le Verrier vuelven por sus fueros

En pos de lanzar hipótesis, deberíamos preguntarnos si tal objeto celeste no podría tratarse del mítico, esquivo y desacreditado planeta Vulcano (no se si con el Sr. Spock , su familia y la Enterprise incluidos), tantas veces negado por la ciencia oficial pese a haber sido sugerida su existencia en el año 1843 por el matemático Urbain Jean Joseph Le Verrier, quien al percibir que la órbita de Mercurio presentaba algunas perturbaciones, determinó que las mismas eran producidas por un objeto celeste que orbitando en su cercanía, actuaba de la misma manera en que lo hace el planeta Urano, que al haber constatado variaciones en su órbita, le permitió al mismo Le Verrier descubrir por cálculo la existencia del planeta Neptuno. Se podría afirmar desde lo astrológico que no existe nada más Neptuniano que su propio descubrimiento. Sobrarían las aclaraciones al respecto.

Nótese la similitud de los gráficos con las que la órbita de Vulcano era reproducida en los gráficos de época, con las obtenidas en la actualidad por los astrónomos mediante la utilización de computadoras que confirman una trayectoria similar. Nuestro homenaje y reconocimiento a Le Verrier, y nuestra propuesta de denominar a la nueva piedra en el espacio con el nombre de Vulcano.

Desde lo astrológico, pese a ser demasiado pronto para realizar aseveraciones y diagnósticos, nótese que el planeta Mercurio podría haberle permitido a Le Verrier calcular la órbita de Vulcano. Y que algunos años antes,  lo que en astrología se denomina la octava superior de Mercurio, es decir Urano, fue lo que le permitió realizar el descubrimiento del escurridizo Neptuno. ¿casualidad? Teoría conspirativa mediante…no creo que sea así.

Es necesario, también, aclarar que este pequeño cuerpo, que coincide en su trayectoria con el planteo de Le Verrier, nada tiene que ver con el hipotético cuerpo llamado Vulcano utilizado por la escuela astrológica de Hamburgo, que entre otras diferencias con la astrología clásica utiliza ocho puntos hipotéticos, uno de los cuales, lleva el nombre de Vulcano.

Como dato adicional, y si alguien busca algún tipo de significado astrológico, este nuevo punto se encontraba el día de su “redescubrimiento”, el pasado 13 de agosto, en los 27° del signo de Virgo, en exacta conjunción con el Nodo Norte de Le Verrier.

 

A quienes les interese conocer en donde se encuentra ahora este planeta, les dejo estas efemérides especialmente confeccionadas para su paso por la eclíptica, que dan la posición del mismo desde agosto 2021, hasta diciembre 2021. De alguna manera podrán seguir su tránsito sobre sus cartas hasta fin de año, y ver cuales son sus efectos: https://bit.ly/vulcano_efem

En caso de necesitar alguna posición zodiacal de una fecha diferente, pueden solicitarla a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.