Por Néstor Echarte

Sebastián Piñera es presidente de Chile desde el año 2018, e independientemente de su propia carta natal y de la carta natal del país que le tocó dirigir, la carta de su gestión (que como todos sabemos comienza en el momento de la jura de su mandato) es muy significativa en relación a los hechos que se viven en Chile en la actualidad, señalando con mucha claridad el momento exacto donde la tolerancia de la gente llegó al límite de provocar un estallido popular en demanda de mejores condiciones de vida.

De la misma manera que en la Argentina, la carta de la jura de Mauricio Macri como presidente, en diciembre de 2015 presagiaba las características de ajuste y opresión con el que cuatro años después coronaba su mandato, con hechos y reclamos populares similares a los vividos en Chile y en distintos países latinoamericanos, la carta de la jura de Piñera al dar inicio a su mandato como presidente tiene condimentos astrológicos prácticamente similares a los de nuestro país.

Recordemos que cuando Mauricio Macri pronunció su "Si Juro" lo hizo bajo la exacta conjunción Saturno/Luna elevada sobre la ciudad de Buenos Aires, conjunta a la violenta estrella Antares, en una cuadratura exacta con Neptuno Ascendiendo en el signo de Piscis.

Algo que claramente hablaba de ajuste, recortes, presión y angustia de la gente en relación a la gestión que en ese momento comenzaba. Con engaños y mentiras permanentes y la construcción de una realidad idílica que se contraponía con lo que era el verdadero alcance de esa gestión. Quienes vimos eso desde un principio no nos equivocamos al señalar lo que se hizo evidente cuatro años después.

Gracias a la labor investigativa de Evelyn Orrego, apasionada por la astrología y residente en Santiago de Chile, quien a partir de un intercambio de ideas en las que se analizaba la carta de la jura de Macri en Argentina, logró encontrar luego de revisar diferentes videos de canales de TV de su país, el momento exacto en que el presidente de Chile juraba al asumir su mandato. La carta de ese instante, significadora de la gestión llevada adelante por Piñera, fue calculada para la ciudad de Valparaíso,  el 11 de Marzo de 2018 a las 12 hs. 07 m. de Chile. 

Así como en la carta de la jura de Macri se encontraba la exacta conjunción entre Saturno Luna, en esta carta también se observa la misma conjunción, con el agregado de que también se encuentra el planeta Plutón, todos en el signo de Capricornio.

Más allá de que en la carta de Argentina el aspecto Saturno-Luna es partil, en la carta de la asunción de Piñera se observa un orbe de unos 6 grados de arco. Lo suficiente para indicar características de ajuste y represión sobre el pueblo chileno, similares a las de Argentina. Pero con un agregado adicional que la acerca mucho más al simbolismo de la carta de Argentina poniendo en evidencia el efecto perjudicial de la combinación Saturno-Luna sobre la tolerancia de las personas ante avances absolutistas: En su lento movimiento transitando el zodíaco, Saturno recorrió esos 6 grados que lo separaban de la Luna hasta llegar a la conjunción partil con la misma, exactamente el día del estallido popular en Chile: el 18 de octubre de 2019

¿Podemos atribuir a la casualidad el hecho de que la carta de la gestión presidencial de Chile reproduzca la misma alineación planetaria que acompañó a la carta de la gestión en la Argentina, provocando efectos similares en ambos países, o damos por válidas aquellas teorías conspirativas que nos hablan de la participación de una inteligencia superior, por encima de la voluntad de las personas y, que que desde las sombras, maneja los destinos del mundo con el solo fin de buscar su propio beneficio a costa del sacrificio de los pueblos?

Recordemos que Saturno seguirá avanzando, e indefectiblemente llegará a la conjunción con Plutón el 12 de enero de 2020, en una alineación sin precedentes en signo de Capricornio y cartográficamente instalado sobre la cordillera de los Andes.

Ese día, se formará en el cielo la conjunción Saturno-Plutón en los 23° de Capricornio, sumándose también a esa posición el asteroide Ceres, el Sol y el planeta Mercurio. Esa exacta conjunción no se encuentra del todo sola, ya que se suman a ella otros elementos astronómicos de importancia en la interpretación astrológica, a saber, nodos planetarios de Saturno y de Plutón.

Paradójicamente, esta alineación sucede sobre la Cordillera de los Andes, límite natural entre ambos países signados en estos tiempos por la misma y desalentadora configuración astrológica.











 

 

Consultar también:

http://www.urania.com.ar/index.php/astrologia/investigaciones/106-12-de-enero-de-2020-alineacion-planetaria-con-efectos-que-impactan-sobre-la-cordillera-de-los-andes