Por Néstor Echarte


 

A solo un mes de haberse iniciado el conflicto armado por las Islas Malvinas, el 2 de mayo de 1982, la República Argentina sufre uno de los golpes arteros más duros de su historia. El Crucero de la Armada Argentina ARA General Belgrano recibe un ataque por torpedos provenientes del submarino HMS Conqueror, fuera del área de exclusión militar de 200 millas establecida por el Reino Unido. El ataque se produce exactamente a las 16:01, hora Argentina, en las coordenadas 55°24´ Sur - 60°32´ Oeste, y como consecuencia del mismo 323 de sus tripulantes pierden la vida. 

 

Posteriormente, la ley 25.546 (promulgada el 7 de enero de 2002) declara a ese lugar “tumba de guerra y lugar histórico” - Artículo 1 : Declárase lugar histórico nacional y tumba de guerra al área donde se encuentran los restos del buque Crucero A.R.A. General Belgrano y de los trescientos veintitrés (323) tripulantes que allí reposan, hundido el 2 de mayo de 1982 en la zona económica exclusiva argentina.

El análisis simbólico de la carta del instante del primer impacto, es sumamente claro, pese a que muchos pueden sostener que “no alcanza solo con ese aspecto, en la medida en que todos los días Neptuno se posiciona sobre la casa 4”.

Eso es cierto, aunque también es cierto que existiendo 360 grados zodiacales donde el FC podría haberse posicionado, lo hizo exactamente sobre el lugar del planeta Neptuno en los 26 grados de Sagitario, donde se encuentra además el Centro Galáctico. 

Nadie desconoce que uno de los significados de la Casa 4, es la tumba. Y en este caso, debido a la conjunción con Neptuno se trata de una tumba en el mar. Se puede agregar desde lo simbólico, que Venus, regente de la casa 8, se encuentra presente en la casa séptima (las guerras), en cuadratura con Neptuno. De hecho, Neptuno es también dispositor de Venus.

Analizando los grados simbólicos de Charubel, vemos que para el grado del Ascendente de la carta del impacto, 16 de Virgo, dice lo siguiente: “Un hombre vadeando un pantano con el agua llegando a la altura de sus rodillas. La orilla hacia la cual él se dirige está envuelta por espesa niebla. Pronostica una vida de luchas y afanes, de frustradas esperanzas y desacertadas especulaciones. El epílogo es un salto en la oscuridad”.

Aunque se encuentra a dos grados de la posición exacta, Charubel es más elocuente, todavía, en el grado 28 de Sagitario: “Un cortejo fúnebre, una tumba abierta, mucha gente y un ambiente de gran emoción. Este es un grado peligroso y la persona que lo tenga en su Ascendente no morirá de muerte natural: su muerte será violenta o por causa de algún accidente”.

 

Eclipse de Sol, previo al hundimiento del ARA General Belgrano:


 

Como siempre ocurre, debemos buscar anuncios previos ante catástrofes de tamaña magnitud. En el caso del ARA General Belgrano el Eclipse de Sol previo, del 25 de enero de 1982, antes del inicio de la guerra de Malvinas, ya traía implícito en su simbolismo el momento y el lugar de que luego iba a ocurrir. Calculado el mismo para las coordenadas exactas del  hundimiento el ascendente se posiciona exactamente en 26 grados de Sagitario junto al planeta Neptuno, donde posteriormente, en el momento del impacto se ubicaría el exacto punto medio entre Neptuno y la cúspide del FC.