Este gráfico representa la órbita de la Luna alrededor de la Tierra y señala los puntos de Perigeo (Valor 100%) y Apogeo (Valor 0%) aumentando o disminuyendo estos valores en forma proporcional según la ubicación de la Luna en su órbita. Este razonamiento es extensivo para cualquier otro planeta del Sistema Solar.

 

Existen, en la práctica astrológica, elementos orbitales de uso no del todo frecuentes en la evaluación y la interpretación de sus símbolos, pero que en caso de ser tenidos en cuenta pueden aportar conceptos más sutiles en el momento de obtener conclusiones más acertadas al evaluar un tema natal.

Tal es el caso de lo que se denomina Valores de Distancia (VD), dato astronómico que mediante la aplicación de un valor porcentual (entre 0 y 100) mide la mayor o menor cercanía de cualquier planeta con respecto a la Tierra, adjudicándole un valor del 100 por ciento cuando el planeta al trazar su órbita se encuentra en el punto más cercano a la Tierra, mientras que le adjudica un valor porcentual del 0 por ciento cuando este mismo planeta se ubica en el punto orbital más alejado de nuestro planeta.

Todos los planetas describen órbitas elípticas y en la conformación de dicho elipse existen dos puntos en relación a la ubicación del planeta con respecto a la Tierra: uno de estos puntos es el Perigeo, nombre con el que se conoce el punto de mayor cercanía al planeta Tierra, y el otro es el Apogeo, punto en el que el planeta se encuentra en el extremo más alejado de la elipse, o sea de la Tierra.

Como dato accesorio para comprender mejor las posibilidades que nos brindan estos elementos orbitales, podemos agregar que en el caso de la órbita lunar, el punto del Apogeo, en su proyección hacia la eclíptica, es lo que normalmente conocemos como la posición de Lilith o Luna Negra. Por extensión podemos decir que el Apogeo del Sol representa también la posición del Sol Negro, mientras que desde lo interpretativo es válido considerar que los puntos de proyección del Apogeo sobre la eclíptica del resto de los planetas, son también representativos de lo que se conoce como su “sombra” o aspecto oculto del planeta.

Durante mucho tiempo la obtención de estos puntos requería contar con una elaborada técnica de cálculo astronómico. En el año 1972 Ebertin Verlag Aalen publica el libro Ephemerides Distance 1881-1970, el cual contiene las tablas con los valores de distancia de todos los planetas. Posteriormente algunos programas de cálculo astrológico simplificaron este proceso agregando columnas adicionales en sus listados de posiciones planetarias en las que consignaban los Valores de Distancia de los planetas expresados en sus valores porcentuales.

En este sentido el software astrológico Win Star y el Meridian brindan en sus resultados estos valores planetarios.

 

 

ARRIBA: Ejemplo de la manera en que el software astrológico WIN STAR calcula los Valores de Distancia (en rojo) de una carta natal.

http://www.astrologysoftware.com/Index.aspx

 

 

ARRIBA: Ejemplo de la manera en que el software astrológico MERIDIAN realizado por Juan Pedro Saba calcula los Valores de Distancia (en rojo) de una carta natal.

http://www.catharsoftware.com/

 

 

Interpretación de los Valores de Distancia:

Independientemente de los análisis que consideran a la astrología como una disciplina netamente simbólica, los Valores de Distancia toman como concepto interpretativo la menor o mayor distancia de un planeta a la Tierra, por lo que se podría asumir que lo que se considera es una presencia “física” y no un concepto “simbólico”. De cualquier manera, esta presencia física, real, tanto en su cercanía como en su lejanía, también puede tener su correlato simbólico.

De esta forma, cuando un planeta cualquiera se ubica en el punto de “Perigeo” de su órbita adquiere un valor del 100% en su evaluación de fuerza, mientras que un planeta ubicado en el “Apogeo” de su órbita (además de estar en conjunción con su sombra) adquiere un valor porcentual del 0%.

La manera de interpretar estos valores es sencilla. Planetas con Valores de Distancia comprendidos entre 50 y 100 por ciento, son considerados como mucho más intensos, terrenales, concretos. Determinan una vida muy intensa, pero con ascensos y derrumbes sumamente bruscos. En cambio, planetas con Valores de Distancia comprendidos entre 0 y 50 por ciento, son considerados más sutiles, más despojados de lo terrenal, en algunos casos más elevados y con la posibilidad de presentar una vida más equilibrada y regulada.

Este último concepto era retomado por el astrólogo Carlos Raitzing (Spicasc) quién adjudicaba además, a estos Valores de Distancia, la condición de definir el “el nivel de evolución” de una natividad, junto con otros elementos de la misma, como lo son las estrellas fijas y los grados monómeros(Sabianos, Charubel, Tebanos). En relación a este punto, Spicasc sostenía que los planetas más alejados a la Tierra, con valores porcentuales cercanos a 0% (es decir en su Apogeo) eran determinantes de una mayor capacidad evolutiva, al hacer que los mismos muestren su costado mas “celeste”, elevado o espiritual. Mientras que planetas en los puntos de su órbita más cercanos a la Tierra, con valores porcentuales rondando el 100% (es decir en su Perigeo) eran determinantes de un mayor apego a la materialidad, poca predisposición al cambio, y menores posibilidades de evolución.

Obviamente la evaluación de los mismos no debe hacerse en forma tan lineal, sino que hay que considerar planeta por planeta, de acuerdo a sus determinaciones generales dentro del tema natal, teniendo en cuenta además que en la mayoría de las cartas natales, las mismas personas muestran planetas con niveles porcentuales elevados y otros con niveles porcentuales bajos. Por lo que los análisis correspondientes deberán realizarse analizando planeta por planeta, teniendo en cuenta las condiciones generales de cada uno, y sumando además el Valor de Distancia correspondiente.

Relacionado con este mismo tema, es interesante poder leer el trabajo (más estadístico que astrológico) realizado por Sergei Tarassov  “Perigeo, apogeo y su influencia en el mercado de valores” en el que analiza las variaciones en el mercado de Valores Dow Jones Industrial, las variaciones en el precio del maíz y las variaciones en el precio del oro a partir de la proximidad del planeta Júpiter a sus puntos de Apogeo y Perigeo, llegando a conclusiones estadísticas de interés.

Sergei Tarassov llega a la conclusión de que "el Índice Dow Jones Industrial cae de una semana antes de que Júpiter alcance su apogeo. Después de eso, cuando la distancia de Júpiter a la Tierra disminuye y Júpiter se vuelve más brillante, el DJI sube". Agrega en su trabajo que "es interesante observar que Perigeo Júpiter no tiene ningún efecto sobre DJI. En otras palabras, el índice Dow Jones Industrial es muy sensible a la posición más lejana de Júpiter. Cuando Júpiter está más cerca de la Tierra (esto significa que la gravedad de Júpiter es mayor), el DJI no tiene ninguna reacción a este fenómeno". De esta manera asocia el fenómeno de variación de este índice a la presencia del planeta Júpiter sólo en las cercanías de su punto de "Apogeo".

Cuando intenta analizar la influencia del planeta Júpiter en las variaciones del precio del maíz, llega a conclusiones estadísticas en las que deja constancia que "durante la semana anterior a que Júpiter llegue a su Apogeo, el precio del maíz comienza a elevarse. Pero, un día antes de este fenómeno, se ve una fuerte caída (30 hacia abajo contra 14 para arriba)". De la misma manera que en el análisis del precio del Dow Jones, el punto de Perigeo no tiene ningún efecto en las variaciones del precio del maíz.

Finalmente, y en relación al precio del oro señala que "no tenemos ninguna influencia en el Apogeo de Júpiter", mientras que existe alguna débil influencia cuando el planeta se encuentra en su Perigeo. A continuación en link donde se encuentra este trabajo:

http://www.timingsolution.net/index.php/es/component/k2/item/175-dancing-in-a-multidimensional-universe-part-1?tmpl=component&type=raw

Los puntos de Apogeo y Perigeo de los planetas se desplazan transitando por el zodíaco a diferentes velocidades. En el caso de estos puntos, cuando están asociados a la órbita de la Luna se desplazan por la eclíptica a razón de unos 40° de arco aproximadamente. Obviamente la misma velocidad de desplazamiento de Lilith o Luna Negra. El caso del Sol es totalmente diferente, ya que su movimiento es mínimo y depende fundamentalmente del movimiento precesional, por lo que el Sol se encontrará siempre en su Apogeo alrededor del día 4 de Julio, mientras que el 4 de Enero estará en cercanías de su Perigeo. Esto llevaría a pensar que aquellos que nacen con el Sol en Cáncer son los más favorecidos en cuanto a su capacidad evolutiva y de moverse en planos más sutiles de la existencia, mientras que a los Capricornianos se les ha reservado un papel más racional y de mayor esfuerzo en la vida, ya que cuando el Sol está en ese signo se encontraría en cercanías de su Perigeo. De cualquier manera no analizamos aquí el movimiento zodiacal de los puntos de Apogeo y Perigeo, sino la posición del planeta con respecto a estos, por lo que el paso de un planeta en conjunción por alguno de ellos estará asociado a la duración de su órbita.

SOL: El Sol es el planeta más difícil de evaluar a la hora de posicionarlo en uno u otro lugar de su órbita, ya que siempre caeremos en generalizaciones que nos llevarán a pensar que los Cancerianos tienen los recursos más sutiles del Sol, mientras que los Capricornianos, los más duros y difíciles. Por eso es necesario analizarlo teniendo en cuenta las determinaciones del Sol, su posición por signo, por casa, aspectos que recibe, posición de su dispositor entre otros análisis complementarios. Los valores cercanos al 0%, es decir cuando el Sol se encuentra en su Apogeo, otorgan a la persona mayor capacidad de comprensión sobre temas relacionados con la vida y el espíritu. Sensibilidad y percepción artística, intuición y espiritualidad. En su movimiento por el zodíaco estos valores se irán modificando, y a medida que llegan a la media del 50%, estas cualidades van disminuyendo para dar paso a otras, más vinculadas con la materialidad. Es así que cuando el Sol supera los valores del 50%, y a medida en que se acerca a valores cercanos al 100% (esto ocurre cuando se encuentra en su Perigeo) adquiere características que lo vinculan mucho más con aspectos terrenales de la vida. Se vuelve más concreto, seguro, realista. Pero dependiendo de cómo se encuentren sus determinaciones esenciales, puede también volver a la persona más déspota, orgullosa, intolerante y desconfiada. Lo paradójico de esto reside en que para muchos los signos que van de Libra a Piscis comprenden un sector mucho más espiritualizado en el reparto de los dones de los signos zodiacales, mientras que de acuerdo a la evaluación por Valor de Distancia ese mismo sector estaría más aferrado a conceptos materiales de la vida. Esto puede explicarse mediante la teoría de las polaridades y su consecuencia inmediata, que es la polarización que ocurre en muchas personas que adquieren las características menos favorables del signo opuesto a su Sol. Es así como muchas veces vemos a librianos sumamente agresivos que se polarizan en Aries, escorpianos cuyos sentimientos más profundos hacen que se aferren a la materialidad de Tauro, sagitarianos que terminan reflejándose en la superficialidad de Géminis, capricornianos encaprichados mostrando lo peor de Cáncer, acuarianos que no comprenden la diferencia entre individualidad e individualismo y se polarizan en el orgullo Leonino y piscianos que exacerban las cualidades de orden y temor por su propia salud, tal cual lo haría un signo de Virgo mal configurado.

 

LUNA: Cuando la Luna se encuentra en su Apogeo (0%) o en algún lugar de la órbita donde no supere el 50% de su Valor Distancia, las emociones genuinas muestran lo mejor de las personas. Existe facilidad para expresar los sentimientos, para comunicarnos con otras personas brindando lo mejor de nosotros y mostrándonos tal cual somos. Se exacerba el sentimiento de solidaridad y la necesidad de proteger a los demás.Las cualidades receptivas de la Luna se potencian con estos valores. Si por el contrario, los valores se elevan, llegando al 100% en el caso de estar en el Perigeo, las personas se vuelven mucho más caprichosas, sujetas a los vaivenes de sus emociones y sentimientos, expresando su emotividad en forma desordenada y compulsiva. En todos los casos, deberemos tener en cuenta que no hay valores mejores que otros. Si existen valores que expresan modalidades “diferentes”. Pero no estamos haciendo un análisis valorativo de si es positivo o negativo.

 

MERCURIO: Los valores bajos en el análisis de Mercurio aportan un pensamiento dúctil, influenciable y una mejor comunicación de ambos hemisferios cerebrales. La racionalidad y la intuición se integran y se obtienen conclusiones mediante un análisis holístico de los problemas y dificultades que se quieren resolver. La comunicación es fluida y hay empatía inmediata con aquellos con los que dialogamos en términos de amabilidad o de ideas compartidas. No es confrontativo, y si lo tuviera que ser, buscaría una manera sutil de comunicar los desacuerdos y diferencias. La mente está abierta para comprender situaciones distintas, y existe la capacidad de ponerse en el lugar de los otros. Mercurio con Valores de Distancia elevados hacen a las personas mucho más racionales. A veces pueden ser dogmáticos en relación a su manera de pensar. Son prácticos, materialistas, algo desconfiados con capacidad de esfuerzo intelectual.

 

VENUS: Es notorio como en la mayoría de los temas natales de artistas, pintores, músicos, poetas, los Valores Distancia de este planeta se mantienen en sus niveles más bajos, es decir que se encuentran en cercanía de su Apogeo, mientras que cuando los valores crecen dejamos de lado los amores platónicos para poner en juego las pasiones, los amores concretos y terrenales, llegando muchas veces nuestras vidas a ser manejadas por el aspecto sexual, y dando lugar a otros placeres mundanos, como la buena comida, la bebida, las salidas y aquello que resulta más material para dar placer a nuestros sentidos.

 

MARTE: Un planeta Marte con valores bajos construye sobre ideales. Puede plasmar a través del trabajo constante los ideales más elevados de una persona, sosteniendo el ritmo, la intención, los conceptos, las ideas. Un planeta Marte con valores elevados tiene la capacidad de trabajar en tareas concretas que requieren esfuerzo físico y material, con gran resistencia en tareas de largo aliento. Si Marte se encuentra mal por signo o por determinaciones generales, un Marte con valores bajos puede dar debilidad, desgano y falta de iniciativa, mientras que si tiene valores elevados, la fuerza se convierte en agresividad, ira e impotencia al no obtener los resultados esperados.

 

JÚPITER: Los valores bajos en este planeta trabajan sobre aspectos vinculados a la filosofía, la religión, la educación y el conocimiento. Se busca potenciar estos valores dándole al conocimiento un lugar de importancia en la vida. Sentido elevado de la justicia, y gran predisposición a realizar viajes que enriquecen el espíritu. Los valores altos de Júpiter pueden hacernos exagerados y litigiosos. En muchos casos no podemos escapar de cierta superficialidad que nos lleva a hablar de aquello que no conocemos y de exagerar nuestras supuestas virtudes ante los demás.

 

SATURNO: En muchos casos la diferencia entre los valores bajos y altos puede hacernos comprender la diferencia que existe entre el concepto de  “Viejo Sabio” y el de “Viejo Cabrón”. El viejo sabio, representado por un Saturno con Valores de Distancia bajos es responsable y maneja su autoridad con sabiduría y reflexión. Expresa su autoridad con claridad pero sin exageración y siempre se obtendrá una enseñanza de sus acciones y de sus dichos. Es el padre que sabe, el abuelo sabio, el anciano al que todos consultan por su sabiduría o autoridad. Un planeta Saturno con Valores de Distancia elevados se aferra mucho más a la materialidad de las cosas, muchas veces por temores infundados, miedos a la pérdida, a la pobreza, a la soledad y a la muerte. Puede encapricharse con facilidad y sostener posturas equivocadas con pocas probabilidades de cambiar. En algunos casos donde manifiesta una faceta positiva es un trabajador incansable, prudente, laborioso, y pone el cuerpo en forma permanente en las tareas a realizar. Es el que se responsabiliza por todo.

 

URANO: A veces asociado a la genialidad y otras tantas veces a la locura, transita por el delgado filo de estas dos manifestaciones diferentes de la mente humana. Sin perder su intensidad y su acción repentina Urano puede sorprendernos cuando sus Valores de Distancia son menores a un 50% y sobre todo en la medida en que se acercan al 0% con rasgos de intuición y genialidad propios de aquel que canaliza el conocimiento o accede a él por medios no convencionales. Cuando una idea nos sorprende y exclamamos algo parecido al Eureka de Arquímedes, o cuando luego de haber indagado en un problema durante horas sin obtener resultados, luego al despertar nuestro inconsciente elaboró durante la noche la respuesta adecuada que nos es brindada por la mañana, es porque Urano se encuentra cercano al punto de su Apogeo. Cuando nos manifestamos erráticos, poco coherentes, exaltados,explosivos, o cuando manifestamos ciertas conductas paranoicas y no podemos adaptarnos a los cambios que nosotros mismos provocamos, es porque este planeta tiene Valores de Distancia superiores al 50% y muchas veces cercanos al 100%. La frase “nunca es dura la verdad... lo que no tiene es remedio...” del conocido tema de Serrat expresa la naturaleza uraniana en sus dos facetas: con valores bajos si comprendemos y capitalizamos esa verdad, o con valores altos si esa misma verdad nos sorprende y nos angustia.

 

NEPTUNO: La falta de límites o la disolución de los mismos es parte de la naturaleza neptuniana. Podemos fundirnos con el infinito haciendo de la experiencia un viaje placentero, que contribuye a ejercitar y poner a punto nuestra intuición, nuestra percepción y la manera de generar respuestas a partir de nuestro pensamiento lateral, cuando contamos con un Neptuno en la carta con determinaciones astrológicas favorables y Valores de Distancia bajos o inferiores al 50%. Esas mismas condiciones nos pueden generar miedo y temor, y convertirse en una fuente de engaños y de fantasías irreales cuando estos mismos valores se elevan por encima del 50%. Muchas veces los valores altos encubren situaciones negativas enmarcadas o encubiertas en sensaciones favorables o de bienestar, para darnos cuenta con el tiempo que solo hemos vivido una ilusión. Son los falsos triunfos o los falsos éxitos, producto de juicios o evaluaciones equivocadas.

PLUTON: Con Putón podemos ser sutiles o podemos ser obvios. Hay un delgado límite entre ambos conceptos al que Plutón traspasa y vuelve, con frecuencia. Donde se encuentre Plutón ponemos siempre un mayor caudal de energía, muchas veces manipulando al otro, consciente o inconscientemente para conseguir nuestros propósitos. De la misma manera podemos caer en la manipulación ajena y podemos ser o no, conscientes de este intento. Un Plutón en el Apogeo de su órbita, con sus consabidos bajos Valores de Distancia, siempre es sutil. Tanto en el momento en que queremos motivar a otros para que hagan aquello que deseamos, como también en la forma en que otros se esfuerzan por lograr que hagamos lo que desean. Un planeta Plutón en su Perigeo, con altos Valores de Distancia resulta más obvio en todas las facetas de su comportamiento. Somos obvios cuando manipulamos, cuando mentimos, cuando escondemos, cuando engañamos y cuando silenciamos. Pero son obvios aquellos que tratan de lograr lo mismo de nosotros. El Plutón en Apogeo tiene la capacidad de indagar, analizar, descubrir y develar. El Plutón en su Perigeo logra los mismos resultados pero por procesos físicos: cavando en una mina, limpiando objetos arqueológicos encontrados, es decir, poniendo el cuerpo en el proceso de descubrir aquello que está oculto para nosotros.

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

jNews Module


There is no list available.
Joomla Extensions powered by Joobi

Artículos de Astrología

La eterna “grieta” Argentina vista desde los ciclos planetarios
La eterna “grieta” Argentina vista desde los ciclos planetarios

Por Néstor Echarte
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. document.getElementById('cloakc4f34911b4745c1205640dbffa9e5d77').innerHTML = ''; var prefix = 'ma' + 'il' + 'to'; var path = 'hr' + 'ef' + ' [ ... ]

Revolución Solar… y algo más…
Revolución Solar… y algo más…

Por alguna causa, mucho más relacionada con el marketing que con las condiciones y necesidades técnicas de la astrología, las Revoluciones Solares se han impuesto como técnica de pronóstico casi ineludible en el requerimiento constante de los consultantes, y en el beneplácito de los astrólogos que se brindan exultantes a  [ ... ]

La astrología confirma riesgo sísmico en el Pacífico para el segundo semestre de 2016
La astrología confirma riesgo sísmico en el Pacífico para el segundo semestre de 2016

por Néstor Echarte Una importante serie de lunaciones que comienza con el 7 de abril de 2016 culminando con la del 1 de septiembre de  2016, siendo esta última un exacto eclipse de Sol; y a las que se suma la conjunción Saturno-Marte del próximo 24 de agosto, se proyectan con intensidad sobre diferentes sectores del Océan [ ... ]

Con el mandato del asteroide Eros el Sol ingresa en el 0° de Aries del zodíaco Dracónico

Con la llegada del Sol a la conjunción con el nodo ascendente en los 12 grados del signo de Virgo, no solo se fija el momento en que el Sol comienza a recorrer el zodíaco dracónico a partir del 0° de Aries dracónico (proyectado en este caso sobre los 12 grados de virgo trópico), sino que comienza su recorrido por el hemici [ ... ]

La "Sinastría" como indicadora de nuestros vínculos sociales
La

Por Néstor Echarte Como seres sociales nos vinculamos en forma permanente con los otros, con el resto de los seres humanos que nos acompañan (o no) en nuestro crecimiento, de formas muy diferentes. En algunos casos buscamos amigos, en otros socios, en otros cierto acompañamiento para algún proyecto en la vida, y otras tan [ ... ]

¿Que utilidad le podemos dar a una vieja Tabla de Casas Astrológicas?
¿Que utilidad le podemos dar a una vieja Tabla de Casas Astrológicas?

Escribe: Néstor Echarte   “Tablas de Casas: ¿vetustos libros para el museo de la astrología o valiosa herramienta para el cálculo de direcciones?¿Para qué sirve una tabla de casas en la actualidad? ¿podemos realizar con ellas el seguimiento visual de las cúspides progresadas bajo cualquiera de los métodos tradici [ ... ]

Sobre el autor

Néstor Echarte es astrólogo formado en el CABA hace 30 años. Realizó distintos cursos de perfeccionamiento, con profesionales de la talla del Dr. Carlos Raitzin (SPICASC). Desde entonces desarrolla su labor dentro del área de la astrología tanto en lo que hace a la consulta personal como a la actividad docente. Fundador, junto a otros astrólogos, del Circulo Amigos de la Astrologia en el año 1985. Fundador de la revista electrónica Cosmovisión. Autor de Tablas de Casas Topocéntricas para el Hemisferio sur, e investigador con trabajos publicados en diferentes medios sobre Astrología y Sismología, Astrología Ascensional, Rectificación de la Hora de Nacimiento, Direcciones Primarias, Tema de Época, Astrologia Dracónica, Elixires Planetarios, entre otras colaboraciones con distintos medios. Conduce en San Carlos de Bariloche desde el año 1988 el programa de radio Cosmovisión, donde fundamentalmente divulga temas y conocimientos vinculados a la astrologia. Desarrolla una intensa actividad docente en San Carlos de Bariloche, formando en los últimos 20 años a numerosos astrólogos que trabajan en forma profesional en astrología. También desarrolla su actividad como consultor particular en Bariloche. Desde el año 1981 que expone en diferentes congresos especializados en la temática astroalaógica y brinda charlas de astrología en forma constante en San Carlos de Bariloche, ciudad en la que reside desde 1988. Entre las publicaciones que realizó, además del libro de Tablas de Casas, se encuentran las revista Eclíptica, La Nación de Urania, El Mago, revista electrónica Cosmovisión, artículos periodísticos en diarios y revistas.

 

(CONTACTAR)