por Néstor Echarte


 

El 25 de octubre de 2018 el planeta Plutón llegará a la conjunción exacta con su propio Nodo Sur, el que se encuentra en 18° 54´ de Capricornio. Tanto Plutón como su propio Nodo harán exacta conjunción en ese grado zodiacal.

Hasta aquí, solo una curiosidad astronómica. Desconocida para quienes ignoran que también los planetas (y no solo la Luna) poseen nodos. Pero con un inmenso impacto astrológico ya que en su recorrido desde su paso por el Nodo Norte, el 9 de septiembre de 1930 cuando estuvieron en exacta conjunción en los 20° 31´ de Cáncer, recorrió en estos últimos 88 años el hemiciclo superior de su órbita, el cual (visto desde la concepción de la existencia de múltiples zodiacos generados por los nodos de cada planeta) se encuentra asociado a las etapas de existencia en las que la humanidad adquiere nuevas facultades a través del aprendizaje, siendo éste, un sector de nutrición y crecimiento lamentablemente asociado, en la mayoría de los casos, a situaciones traumáticas que por su impacto no dejan de generar un importante aprendizaje que deberá ser asimilado en el hemiciclo siguiente. Pero… ¿qué ocurrió en 1930 en el mundo? ¿que ocurrió en la Argentina? Y si algo importante ocurrió…. ¿cuál fué el aprendizaje de estos últimos 88 años que deberemos capitalizar a partir del nuevo hemiciclo que se inicia en octubre de 2018?

El paso de Plutón por su propio Nodo Norte fue coincidente con la Gran Depresión de 1929 lo que generó la crisis que durante toda la década de 1930 padeció el mundo entero. Ese mismo aspecto coincide, en la República Argentina y con solo 3 días de diferencia, con el primer golpe de estado a un presidente democrático como lo fue el del 6 de septiembre de 1930 contra el presidente Hipólito Yrigoyen, por parte del general José Félix Uriburu, dando lugar así, a la primera dictadura militar que sufrió la Argentina e inaugurando todo un ciclo con características similares que abrieron profundas heridas que aún no terminaron de cerrar. Ese fue el aprendizaje de estos últimos 88 años, en que Plutón transitó los signos que componen el hemiciclo superior de su órbita, y que tras un nuevo paso crítico por su Nodos Sur, iremos capitalizando durante el hemiciclo que pronto se inicia.

Para comprender qué es lo que puede ocurrir en esta nueva etapa, debemos compararla con un ciclo de similares características en nuestro pasada historia. Nos transportamos, entonces, hacia el 4 de diciembre de 1770, cuando, tal como sucederá el próximo 25 de octubre, Plutón formó una exacta conjunción con su propio Nodo Sur, recorriendo luego, en un ciclo de 160 años, el hemiciclo inferior de su órbita, el que desde esa misma concepción de la multiplicidad de zodiacos, representa a la naturaleza terrestre trabajando sobre los resultados del proceso de asimilación, permitiéndole a la humanidad descartar o eliminar situaciones traumáticas vividas durante el hemiciclo anterior.

Esta fecha nos sitúa en pleno desarrollo de la Revolución Industrial, que nace en Gran Bretaña y se expande luego hacia todo el mundo; y a muy pocos años antes de que diera comienzo la Revolución Francesa, que bajo la consigna de Libertad, Igualdad y Fraternidad dió fin  a la monarquía y extendió sus consignas y su visión revolucionaria, desde lo social, hacia todas las regiones del mundo. Podríamos sumar a esa etapa a la Declaración de la Independencia de los EEUU y al descubrimiento del planeta Urano. Como vemos una etapa signada por grandes revoluciones pero también por grandes cambios sociales, políticos y científicos. ¿Podemos esperar para ese nuevo ciclo que se aproxima cambios de igual naturaleza, tanto para el mundo como para nuestro país?

Tal vez el conocido concepto de “ave fénix” con el que la mayoría de los libros de astrología se han referido a Plutón, esté ligado a estos profundos procesos que se dan entre el paso de Plutón de un hemiciclo al otro, medido desde el comienzo de su ciclo sinódico, es decir, de su paso por dos veces consecutivas sobre su nodo norte. Una primera etapa de aprendizaje, donde los errores son frecuentes y las pruebas a superar nos llevan muchas veces a tocar fondo para luego resurgir de las “cenizas” y construir una etapa de crecimiento, asociada al bienestar de la gente, a la recuperación de sus derechos y al avance del conocimiento.

El paso de Plutón por sus respectivos nodos, alterna ciclos de aprendizaje con ciclos de capitalización de los mismos. Siempre enmarcados por las crisis que Plutón produce por el tránsito sobre sus propios nodos.

Es obvio que estos procesos no ocurren de un día para otro. El proceso anterior vivido por el paso de Plutón sobre su nodo sur tiene una fecha exacta que es el momento en que ambos coinciden sobre la eclíptica (4 de diciembre de 1770). Los cambios que la humanidad produce llevan algunos años, los que se dirimen siempre alrededor de la fecha del aspecto partil. La humanidad no es hoy de una manera y mañana despierta de otra. Los procesos históricos llevan tiempo  y son siempre parte de una serie de circunstancias asociadas a las vivencias y hechos protagonizados por sus protagonistas. De la misma manera sucedió cuando Plutón alcanzó a su nodo norte,. el 9 de septiembre de 1930, fecha alrededor de la que se generó un nuevo proceso de crisis que provocó que la humanidad tenga que atravesar importantes pruebas, injustas en muchos casos, pero generadoras de enormes cambios y aprendizajes que aún en la actualidad estamos internalizando. Serán éstos, los que darán origen al nuevo proceso de cambio que se abre a partir del 25 de octubre de 2018, que luego de los impactos y cimbronazos iniciales serán los precursores de etapas de crecimiento, avances y justicia social similares, en su concepción, a los vividos en su paso de 1770. 

Podemos valorar la intensidad de los aspectos del próximo 25 de octubre de 2018 si tenemos en cuenta a los distintos actores astrológicos que se darán cita en ese momento, según datos obtenidos mediante el software Meridian:

  • Posición del Nodo Norte de Plutón ===============> 21° 53´ Cáncer
  • Posición del Nodo Sur de Plutón =================> 18° 54´ Capricornio
  • Posición del Nodo Sur de Saturno ================> 18° 18´ Capricornio
  • Posición del Nodo Norte de Júpiter ===============> 21° 32´ Cáncer
  • Posición de Plutón en Tránsito ===================> 18° 54´ Capricornio
  • Eclipse parcial de Sol previo del 12/07/2018 =========> 20° 41´ Cáncer

Como datos adicionales, podemos ver en la Carta Natal de Argentina (9 de Julio de 1810) sobre los que también actuarán los aspectos anteriores, las siguientes posiciones natales tal como las consigna el software Meridian: :

  • Posición de Luna Natal =======================> 19° 12´ Capricornio
  • Posición de Sol Natal ========================> 17° 14´ Cáncer
  • Posición del Nodo Norte de Plutón Natal ==========> 17° 43´ Cáncer
  • Posición del Nodo Sur de Plutón Natal ===========> 17° 46´ Capricornio
  • Posición del Nodo Norte de Saturno Natal =========> 21° 33´ Cáncer
  • Posición del Nodo Sur de Saturno Natal ===========> 22° 36´ Capricornio

 

Y si con todo esto no alcanza y quieren un dato más, por lo menos desde lo simbólico como para corroborar lo expuesto, proyecten la carta natal de la República Argentina bajo sus coordenadas geodésicas y notarán, con ¿estupor?, que su Medio Cielo se encuentra en el grado 20° 21´ del signo de Cáncer, es decir que éste es el grado geodésico que le corresponde a la ciudad de San Miguel de Tucumán, lugar en el que se declaró la Independencia Argentina. Si quieren, y si están de acuerdo, podríamos abonar sobre esto alguna teoría conspirativa también, para forzar una carta natal cuyo meridiano geodésico coincide con la ubicación de los nodos de Plutón, ocurriendo lo mismo con la oposición de sus luminarias en el mismo eje nodal. Para descartar cualquier teoría conspirativa se debe tener en cuenta que Plutón sería descubierto 114 años después del nacimiento de Argentina, y los husos horarios que generan esa carta geodésica fueron producto de un acuerdo consolidado en el año 1884, es decir 68 años después de su nacimiento.

Se debe tener en cuenta que la acción de cualquier planeta cuando está en cercanías o conjunto a sus propios nodos, es de mayor intensidad, ya que esto significa que su latitud eclíptica es cercana a 0°, es decir, que se encuentran exactamente sobre la Eclíptica, que es el lugar de mayor fuerza del zodíaco, donde los planetas se manifiestan con lo mas puro de su naturaleza simbólica, asociada al signo por le cual transita.

Los otros pares de nodos - Los nodos planetarios

No solo la Luna posee nodos. Se trata de una realidad que los astrónomos no desconocen ni cuestionan, pero que por alguna razón desconocida, la idea de que todos los planetas poseen nodos no llega a despertar la consideración adecuada del colectivo astrológico, salvo la de algunas experiencias individuales bienintencionadas, que han tomado el desafío de investigar en el tema.

Estamos familiarizados con los nodos lunares, desde antaño conocidos con los nombres de “cabeza del dragón” y “cola del dragón”, a los que le hemos adjudicado una significativa variedad de significados,  a través de innumerables cambios que su naturaleza simbólica ha sufrido a lo largo de los tiempos.

Desde el nodo lunar positivo, con características netamente Jupiterianas, hasta el nodo lunar negativo, con características marcadamente Saturninas, tuvimos que adaptarnos rápidamente a conceptos vinculados al plano evolutivo de los seres humanos, y asociarlos a conceptos como la reencarnación, karma y vidas pasadas (ver: https://goo.gl/ks2qBe ).

Pero independientemente de los cambios en su concepción interpretativa, no cabe duda de que los nodos lunares constituyen un elemento de suma importancia en el análisis de la carta natal, sobre todo porque concentran una enorme carga de características lunares que ponen sobre la escena conceptos relacionados como la historia, el pasado, el alma, las emociones y todo aquello que nos precede, tanto psíquicamente, como desde la biología, siendo parte de nuestra formación a partir de lo que definimos como mandatos sociales o familiares.


Astronómicamente tienen una concepción clara y contundente. La intersección de la órbita de la Luna alrededor de la Tierra con el plano de la Eclíptica señala la posición del nodo ascendente, positivo o Cabeza del Dragón, y del nodo descendente, negativo o Cola del Dragón.

De la misma manera que los puntos Aries-Libra surgen de la intersección de los planos del Ecuador Celeste con la Eclíptica, dando así origen al Zodíaco Trópico, la intersección de la órbita Lunar con la Eclíptica o camino aparente del Sol es lo que da origen a lo que llamamos Zodíaco Dracónico, un zodíaco con marcadas características lunares, convirtiéndose el nodo ascendente en el grado 0 de Aries o punto Gamma del zodíaco dracónico o lunar.

Queda claro, entonces, que los nodos (lunares en este caso) son los dos puntos de cruce de los planos de dos órbitas: la órbita de la Luna alrededor de la Tierra y la órbita aparente del Sol o Eclíptica.

De la misma manera que el cruce del Ecuador Celeste con la Eclíptica generan el zodíaco trópico, siendo la base del mismo la inclinación que la tierra tiene con respecto al plano de su órbita, lo que se denomina Oblicuidad de la Eclíptica, también la Luna tiene una leve inclinación respecto al plano de su órbita, que es en promedio de 5° 9´,  siendo esta la que produce ambos nodos lunares y la existencia del zodíaco Dracónico.


 

 

 

Los nodos no siempre están opuestos y sus movimientos son diferentes

Así como la Luna se desplaza sobre la eclíptica con esa leve inclinación que da origen a sus respectivos nodos,  todos los planetas hacen exactamente lo mismo: se desplazan sobre la eclíptica, tienen una inclinación con respecto al plano de su órbita, y por ende tienen también dos nodos planetarios, es decir, dos puntos de cruce de su órbita en relación a la órbita aparente del Sol o Eclíptica.

A diferencia de los nodos lunares o de los nodos terrestres (Aries-Libra), los nodos de los planetas tienen algunas particularidades que los hacen diferentes a los mencionados:

  1. Las posiciones del nodo norte y del nodo sur, no necesariamente se encuentran en oposición: En el caso de los planetas lentos, muchas veces la posición de ambos nodos (Norte y Sur) se acercan a la oposición, pero suelen mantener algunos grados de orbe, es decir, que no están exactamente opuestos. Los nodos de los planetas más rápidos (Mercurio, Venus, Marte) pueden pasar por todos los estados angulares posibles, manteniendo a veces distancias opuestas, otras veces en cuadratura, otras en trígono, y muchas veces ambos nodos conjuntos, es decir en la misma posición zodiacal.
  2. El desplazamiento de los nodos planetarios no siempre es retrógrado: A diferencia de los nodos lunares, que se desplazan en sentido opuesto a los signos zodiacales (si tenemos en cuenta al nodo medio), los círculos de posición que general los diferentes nodos planetarios se mueven regularmente hacia adelante, es decir, en sentido de los signos zodiacales en el caso de los planetas rápidos, y en períodos de avance y retrogradación mucho más amplios, en el caso de los planetas lentos. El hecho de que no necesariamente sean opuestos genera que mientras un nodo avanza, el otro retrograda. 
  3. Los nodos de los planetas lentos permanecen durante años en un mismo grado zodiacal: los nodos de Saturno, Urano, Neptuno y Plutón se mueven muy lentamente, avanzando y retrocediendo sobre un mismo sector del zodiaco durante muchos años. En el caso de Neptuno y Plutón, casi se comportan como estrellas fijas, manteniendo durante muchos años una misma posición zodiacal.

De cualquier manera es necesario corroborar siempre la posición exacta de los mismos, y en la actualidad eso no es un obstáculo ya que existe el software adecuado como para consignar con exactitud esas posiciones zodiacales. El programa de cálculo astrológico Meridian resume en uno de sus listados la posición eclíptica de los nodos de los planetas con total confiabilidad. Solo basta con calcular una carta natal cualquiera y luego en el sector “NATAL” elegir la opción de “Nodos y Apsides”. Así obtendremos un listado completo con la posición de cada nodo para la fecha en que calculamos dicha carta natal.
 

Referencias:

Efemérides Astronómicas - http://efemeridesastronomicas.dyndns.org/index.htm

Comentarios   

0 #9 monica lopez 27-08-2018 02:23
la carta de argentina es el 9 de julio de 1810????
Citar
0 #8 Jaume Tornil 25-08-2018 05:20
Desearía suscribirme. Muchas gracias
Citar
0 #7 Mirta 20-08-2018 17:08
Deseo suscribirme
Citar
+2 #6 María Angélica Bravo 17-07-2018 01:14
Yo trato de estudiar seriamente la Astrología y cada vez que leí artículos suyos Sr. Néstor Echarte tienen ese sello que lo que se escribe es producto de su estudio sistemático y bien fundamentado. Lo admiro desde mi humilde tarea de estudiar la Astrología desde el año 2000 pero sin ejercerla. Hice investigación educativa comparada y todo empezó como un interés pero estudiar así como UD. Lo hace apasionante. Lo felicito. Que el Creador lecde más Luz e Inspiración para enseñarnos. Mi Gratitud.
Citar
+1 #5 Elsa 16-07-2018 21:58
Excelente ,,,muy interesante,gracias
Citar
+1 #4 María A. Debole 16-07-2018 11:45
Excelente artículo. Gracias. Tengo el Meridiam pero no sabría cómo interpretar los nodos de planetas salvo el lunar.
Citar
+1 #3 Patricia 16-07-2018 09:30
Muy interesante e ilustrativo. Para reflexionar.
Citar
+1 #2 Felix Novella 16-07-2018 03:50
Excelente trabajo, minucioso y detallado, felicitaciones Néstor .
Citar
0 #1 Maria Terradas 16-07-2018 00:46
Hola Néstor. Muy interesante. Me gustaría poder informarme sobre los cursos que dictan
Gracias. Saludos
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Artículos de Astrología

Revolución Solar… y algo más…
Revolución Solar… y algo más…

Por alguna causa, mucho más relacionada con el marketing que con las condiciones y necesidades técnicas de la astrología, las Revoluciones Solares se han impuesto como técnica de pronóstico casi ineludible en el requerimiento constante de los consultantes, y en el beneplácito de los astrólogos que se brindan exultantes a  [ ... ]

Ciclos planetarios, cuando la Sizigia espera a los Cronocatores
Ciclos planetarios, cuando la Sizigia espera a los Cronocatores

por Néstor Echarte Una vida intensa, signada por un enorme potencial creativo y una muerte temprana anunciada por una perfecta maquinaria astrológica que tan solo mediante la utilización combinada de dos ciclos planetarios diferentes, enmarca nacimiento, exito y final de quien en su breve paso, de 40 años, por esta Tierra d [ ... ]

ERA de ACUARIO: una espera prolongada para una utopía que se resiste en llegar
ERA de ACUARIO: una espera prolongada para una utopía que se resiste en llegar

Escribe: Néstor Echarte
 
En forma muy lenta (visto desde la relatividad de los seres humanos) pero sin pausa alguna, el reloj precesional avanza en el tiempo mientras retrocede sobre el zodíaco de las constelaciones, a razón de 1° de arco cada 71.6 años terrestres, señalando un punto en el espacio profundo que [ ... ]

Relato autoreferencial sobre los efectos del eclipse de Luna y su conjunción con el planeta Marte
Relato autoreferencial sobre los efectos del eclipse de Luna y su conjunción con el planeta Marte

por Néstor Echarte
 

El cielo no deja de sorprendernos a cada momento. Su simbolismo encaja perfectamente en nuestras vidas, y si observamos con atención podemos descubrir que somos parte de una maquinaria perfecta, donde hasta el más mínimo de los detalles tiene su correlato en la historia que las estrellas escrib [ ... ]

Cuando se produce el "click" en astrologia
Cuando se produce el

Por Néstor Echarte Los astrólogos, luego de haberse formado como tales a través de una intensa capacitación, como en muchas otras actividades, completan su ciclo de profesionalización a través de la práctica cotidiana en la atención de consultas y/o en la transmisión de ese conocimiento a otras personas. Lamentable [ ... ]

La eterna “grieta” Argentina vista desde los ciclos planetarios
La eterna “grieta” Argentina vista desde los ciclos planetarios

Por Néstor Echarte
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. document.getElementById('cloakfdce5d2edbcdbdd38c6e03917e6f9304').innerHTML = ''; var prefix = 'ma' + 'il' + 'to'; var path = 'hr' + 'ef' + ' [ ... ]

Sobre el autor

Néstor Echarte es astrólogo formado en el CABA hace 30 años. Realizó distintos cursos de perfeccionamiento, con profesionales de la talla del Dr. Carlos Raitzin (SPICASC). Desde entonces desarrolla su labor dentro del área de la astrología tanto en lo que hace a la consulta personal como a la actividad docente. Fundador, junto a otros astrólogos, del Circulo Amigos de la Astrologia en el año 1985. Fundador de la revista electrónica Cosmovisión. Autor de Tablas de Casas Topocéntricas para el Hemisferio sur, e investigador con trabajos publicados en diferentes medios sobre Astrología y Sismología, Astrología Ascensional, Rectificación de la Hora de Nacimiento, Direcciones Primarias, Tema de Época, Astrologia Dracónica, Elixires Planetarios, entre otras colaboraciones con distintos medios. Conduce en San Carlos de Bariloche desde el año 1988 el programa de radio Cosmovisión, donde fundamentalmente divulga temas y conocimientos vinculados a la astrologia. Desarrolla una intensa actividad docente en San Carlos de Bariloche, formando en los últimos 20 años a numerosos astrólogos que trabajan en forma profesional en astrología. También desarrolla su actividad como consultor particular en Bariloche. Desde el año 1981 que expone en diferentes congresos especializados en la temática astroalaógica y brinda charlas de astrología en forma constante en San Carlos de Bariloche, ciudad en la que reside desde 1988. Entre las publicaciones que realizó, además del libro de Tablas de Casas, se encuentran las revista Eclíptica, La Nación de Urania, El Mago, revista electrónica Cosmovisión, artículos periodísticos en diarios y revistas.

 

(CONTACTAR)