Es al menos curioso, por no decir indignante, la manera en que la denominada “ciencia oficial” en una asociación ilícita con la Iglesia Católica negaron sistemáticamente la existencia de la astrología. La ciencia, negando desde su exacerbada postura racionalista aquellas cosas que nunca llegó a comprender, aquellos temas que ni siquiera intentó analizar (aunque más no sea por puro espíritu científico) y que en muchos casos, como por ejemplo en el desarrollo de la ciencia astronómica, fueron el pilar y la base fundamental de su permanente desarrollo y crecimiento y de su actual situación que la elevó al rango de ciencia exacta. No cabe duda que la astrología es la madre de la astronomía actual. Por su parte, la iglesia católica nunca negó la astrología. Por lo menos hacia adentro. Solo condenó la práctica de la misma por competir con aquello que consideraba “la voluntad de Dios” prohibiendo al hombre su deseo de buscar respuestas en algo que sea diferente al concepto de Divinidad.

Nostradamus fue el creador de uno de los sistemas predictivos mas eficientes y misteriorsos que nos legó la historia de la astrología. Nostradamus era astrólogo, pero sus técnicas fueron siempre mas allá de esa disciplina. Se decía que se concentraba en un cuento lleno de agua en ebullición o en la contemplación de la llama de una vela para esbozar sus pronósticos. En la carta que dirigió a su hijo César habla de los métodos que utilizó para elaborar sus oráculos. Nostradamus murió en el año 1566 pero sus pronósticos tienen vigencia aún y perdurarán por muchos siglos más. Nostradamus contaba con un sistema de predicción más misterioso de lo que creer. Se sabe que hacía uso de la astrología, que entraba en éxtasis contemplando la llama de una vela y que observabaun cuenco de latón lleno de agua en ebullición entre otras muchas cosas, pero ignoramos como alcanzaba esos estados y es posible que siempre nos mantengamos en la duda. Pero a continuación reproducimos integramente una carta poco conocida dirigida a su hijo Cesar, en la que le habla del método utilizado por él para su oráculos. Como todo en sus escritos, está expuesto en un lenguaje poco familiar pero que quizá arroje alguna luz sobrela magia y obra de este enigmático e irrepetible personaje llamado Nostradamus.

Es un ícono más de la ciudad de Bariloche, visita obligada del turista que cámara en mano trata de reflejar el instante exacto en el que esascuatro figuras aparecen ante la mirada indiferente del residente. La cita eslas 12 y a las 18. Con la puntualidad con la que este añoso mecanismo tañe puntualmente sus campanas. Cada media hora, en los horarios señaladoscuatro figuras talladas en madera asoman rotando para saludar al visitantey contarles nuestra historia: en primer término aparece el indígena, originalhabitante de estas tierras, de raza mapuche y tehuelche. Luego el jesuita,cuya primera misión funda el padre Nicolás Mascardi. A continuación el soldado, simbolizando la Campaña al Desierto, incorporando esta zona anuestro territorio. Finalmente aparece la figura del labrador, representando a los primeros pobladores, provenientes en su gran mayoría de países de Europa central, quienes desempeñaban actividades relacionadascon la madera, la agricultura y la ganadería.

 

 

 

 

 

Por  Entre el 16 y el 22 de julio de 1994, 20 fragmentos del Cometa Shoemaker-Levy 9 chocaron con el planeta Jupiter provocando uno de los cataclismos planetarios más importantes de los últimos tiempos, cuando los restos del cometa destruído, provocaron explosiones y reacciones en cadena similares a las producidas por los artefactos nucleares existentes en nuestro planeta.
 Para los astrónomos este no fue un hecho nuevo. El Universo se encuentra poblado por diversos elementos (cometas, asteroides, meteoritos, etc) que lo recorren en todas las direcciones, y es normal que estos puedan impactar sobre la superficie de algún planeta. De hecho, la Luna, nuestro satélite, muestra sobre su superficie las huellas de miles de impactos de esta naturaleza, cuyas cicatrices son lo que habitualmente conocemos como cráteres. Esto demuestra que los cuerpos celestes son constantemente bombardeados por objetos provenientes del espacio.

Más allá de lo difícil que resultaría trasladarse en el tiempo para intentar la práctica de la astrología en una época muy anterior a la presente, la idea de presentar este trabajo es la de homenajear a todos aquellos cultores de la astrología que nos precedieron y que con su aporte contribuyeron a nuestra formación. En muchos casos, su aporte puso en riesgo sus vidas, su integridad, y puso a prueba en más de una oportunidad su diversidad de conocimientos. Ser astrólogo en la antigüedad consistía en algo mucho más complejo que introducir los datos de nacimiento en la última computadora producto de una avanzada tecnología, imprimir la carta natal con las técnicas más frecuentes, o algunas otras no tan frecuentes, y a la hora y media tener terminada la consulta para dedicarnos a otra cosa…

Artículos de Astrología

ERA de ACUARIO: una espera prolongada para una utopía que se resiste en llegar
ERA de ACUARIO: una espera prolongada para una utopía que se resiste en llegar

Escribe: Néstor Echarte
 
En forma muy lenta (visto desde la relatividad de los seres humanos) pero sin pausa alguna, el reloj precesional avanza en el tiempo mientras retrocede sobre el zodíaco de las constelaciones, a razón de 1° de arco cada 71.6 años terrestres, señalando un punto en el espacio profundo que [ ... ]

Proporción Áurea y Direcciones Pitagóricas en la práctica astrológica
Proporción Áurea y Direcciones Pitagóricas en la práctica astrológica

Por Néstor Echarte Ya hace más de 30 años, el astrólogo argentino Miguel Kamenetzky publica un trabajo en donde recrea, analiza, justifica y aplica un método de pronóstico astrológico que denomina “Direcciones Pitagóricas”. Señala en su trabajo que “la casi totalidad de los métodos de Direcciones Planetarias co [ ... ]

La eterna “grieta” Argentina vista desde los ciclos planetarios
La eterna “grieta” Argentina vista desde los ciclos planetarios

Por Néstor Echarte
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. document.getElementById('cloakdad79407acfad6b33336a9b4d17e9516').innerHTML = ''; var prefix = 'ma' + 'il' + 'to'; var path = 'hr' + 'ef' + ' [ ... ]

John Lennon.. segunda parte... (o aquello que quedó pendiente de la nota anterior)
John Lennon.. segunda parte... (o aquello que quedó pendiente de la nota anterior)

Por Néstor Echarte La consulta de la carta dracónica debería constituirse en una práctica automática, cada vez que analizamos elementos tradicionales de una carta natal en la búsqueda de explicaciones sobre la vida de una persona.
Muchas veces, proporcionan elementos notables que confirman y definen un determinado hecho, [ ... ]

Luna en Tauro... muy grande... y algo más - por Néstor Echarte
Luna en Tauro... muy grande... y algo más - por Néstor Echarte

La tan publicitada Luna Llena de hoy, en los 22 grados de Tauro, tal vez no tan grande como algunos noticieros televisivos informaron que se podía llegar a ver, pero si lo suficientemente cerca de la Tierra como para agregar un plus interpretativo a las deducciones astrológicas, responde a un hecho astronómico recurrente, q [ ... ]

Cuando se produce el "click" en astrologia
Cuando se produce el

Por Néstor Echarte Los astrólogos, luego de haberse formado como tales a través de una intensa capacitación, como en muchas otras actividades, completan su ciclo de profesionalización a través de la práctica cotidiana en la atención de consultas y/o en la transmisión de ese conocimiento a otras personas. Lamentable [ ... ]

Sobre el autor

Néstor Echarte es astrólogo formado en el CABA hace 30 años. Realizó distintos cursos de perfeccionamiento, con profesionales de la talla del Dr. Carlos Raitzin (SPICASC). Desde entonces desarrolla su labor dentro del área de la astrología tanto en lo que hace a la consulta personal como a la actividad docente. Fundador, junto a otros astrólogos, del Circulo Amigos de la Astrologia en el año 1985. Fundador de la revista electrónica Cosmovisión. Autor de Tablas de Casas Topocéntricas para el Hemisferio sur, e investigador con trabajos publicados en diferentes medios sobre Astrología y Sismología, Astrología Ascensional, Rectificación de la Hora de Nacimiento, Direcciones Primarias, Tema de Época, Astrologia Dracónica, Elixires Planetarios, entre otras colaboraciones con distintos medios. Conduce en San Carlos de Bariloche desde el año 1988 el programa de radio Cosmovisión, donde fundamentalmente divulga temas y conocimientos vinculados a la astrologia. Desarrolla una intensa actividad docente en San Carlos de Bariloche, formando en los últimos 20 años a numerosos astrólogos que trabajan en forma profesional en astrología. También desarrolla su actividad como consultor particular en Bariloche. Desde el año 1981 que expone en diferentes congresos especializados en la temática astroalaógica y brinda charlas de astrología en forma constante en San Carlos de Bariloche, ciudad en la que reside desde 1988. Entre las publicaciones que realizó, además del libro de Tablas de Casas, se encuentran las revista Eclíptica, La Nación de Urania, El Mago, revista electrónica Cosmovisión, artículos periodísticos en diarios y revistas.

 

(CONTACTAR)