Es un ícono más de la ciudad de Bariloche, visita obligada del turista que cámara en mano trata de reflejar el instante exacto en el que esascuatro figuras aparecen ante la mirada indiferente del residente. La cita eslas 12 y a las 18. Con la puntualidad con la que este añoso mecanismo tañe puntualmente sus campanas. Cada media hora, en los horarios señaladoscuatro figuras talladas en madera asoman rotando para saludar al visitantey contarles nuestra historia: en primer término aparece el indígena, originalhabitante de estas tierras, de raza mapuche y tehuelche. Luego el jesuita,cuya primera misión funda el padre Nicolás Mascardi. A continuación el soldado, simbolizando la Campaña al Desierto, incorporando esta zona anuestro territorio. Finalmente aparece la figura del labrador, representando a los primeros pobladores, provenientes en su gran mayoría de países de Europa central, quienes desempeñaban actividades relacionadascon la madera, la agricultura y la ganadería.

 

 

 

 

 

No sabemos si la intención del artista que talló dichas imágenes, el Sr. Casals, era reflejar algo mas que lo obvio, es decir, los cuatro personajes sobre los que se edificó esta comunidad. Pero si sabemos que tal vez su inconsciente ahondó en el simbolismo presente en todos los arquetipos esotéricos, desde la astrologia hasta la alquimia. Cuatro personajes... cuatro elemntos... cuatro palos de la baraja española o de los arcanos menores del Tarot...

A partir de esta interpretación, este campanario semuestra como un oráculo astronómico donde los cuatroelementos se hacen presentes en un orden predeterminado. El elemento fuego, símbolo de la voluntad y la pasión,representando en los Bastos de la baraja española la energía, el crecimiento, renovación de la vida. Se asocian con elmundo de las ideas y la creación en todas sus formas (el báculo es la herramienta del labrador). Corresponde altemperamento sanguíneo. En el reloj está representado por el Indígena. El elemento agua, reflejo de la más pura emocionalidad eintuición, representa en las Copas de la baraja al amor, la alegría, los instintos y la mente subconsciente. Placer,emociones, fertilidad, belleza. La copa es el instrumento del sacerdote. Corresponde al temperamento flemático y está representada en el reloj por el Misionero. El elemento Aire, símbolo de la expresión intelectual y la comunicación está representado en la baraja por las espadas: Agresividad, lucha, coraje y entereza. También odio, batalla, enemigos. Es el palo de la desgracia y el desastre; el del guerrero. Corresponde al temperamento analítico. Está representado en el reloj por el Soldado. Finalmente, el elemento Tierra como sinónimo decapacidad de concreción, está representado en la baraja por los oros. Representa la fortuna, el dinero, el comercio, el plano material. Es el instrumento del comerciante. Corresponde al temperamento visceral. Estárepresentado en nuestro reloj por la figura del Inmigrante.

Todos los sistemas de interpretación basados en la astrología, las cartas del tarot, la quiromancia, representan en sus cuatro elementos las cuatro predisposiciones básicas del ser humano: voluntad, comunicación, emocionalidad y concreción. Pero también representan la forma en que toda comunidad organizada se estructura desde un principio. La historia del mundo se refleja en estos cuatro símbolos y las cartas del Tarot se evidencias como capaces de entablar ese diálogo interior que nos debe permitir aclarar nuestra relación e interdependencia con nuestros semejantes y con nuestra historia. Cada vez que tire las cartas, cada vez que le tiren las cartas, o simplemente... cada vez que juegue al poquer, al truco o a la canasta, sepa que tiene en sus manos un elemento que está tratando de contarle una historia. La historia de su pueblo. Su historia.