Por Néstor Echarte


Los distintos programas de cálculo astrológico avanzan en sus nuevas versiones, de la misma manera en que avanzan los sistemas operativos, generalmente windows, y también los siempre crecientes requerimientos de hardware. Es ovio, una industria que se retroalimenta, en la que corremos siempre detrás de la última computadora con mas memoria, mas disco y mas velocidad, y por ende necesitamos programas que respondan a las nuevas generaciones de computadoras.

Pero… ¿realmente necesitamos subirnos a esta carrera que parece no detenerse?

Seguramente acostumbrado a las viejas versiones de software astrológico que funcionan muy bien, habrás notado muchas veces, que al renovar tu PC y sobre todo tu sistema operativo, esas viejas versiones, por las que pagaste importantes sumas de dinero, ya no te sirven, pues no corren en las actualizaciones de Windows. Y es lógico que así suceda, pues la industria se retroalimenta en todos los eslabones de su cadena: a mayor potencia de hardware, mayor potencia de software. Pero seguramente si sos buen observador, habrás notado que las nuevas actualizaciones de los programas hacen exactamente lo mismo que las viejas versiones. Esto se debe a que en la lógica del cálculo astrológico nada ha cambiado, y a lo sumo volvemos a pagar fortunas por solo una lavada de cara del programa, con una mejora en los gráficos y en los colores, pero con el mismo rendimiento y las mismas prestaciones que tenían las antiguas versiones.

Y si sos algo más que un buen observador, habrás notado que muchas de las nuevas versiones han dejado de incluir algunas prestaciones que los viejos programas de astrología traían y que nos eran sumamente útiles, y vaya a saber por qué raro motivo sus actualizaciones las han descartado.

Por edad y por pertenencia generacional, tuve la suerte de asistir a la rápida evolución que se vivió en la manera de calcular las cartas astrológicas, donde para obtener las posiciones de los planetas y las cúspides de las casas era necesario recurrir a una serie de complejos cálculos realizados a mano, y solo asistidos por una tabla de logaritmos que venía a ser algo así como la ayuda tecnológica más avanzada para facilitar los cálculos mediante el sistema sexagesimal. Aclaro que también conocí a un astrólogo, algo mayor que yo, que insistía en hacer sus cálculos con una vieja y gastada “regla de cálculo”.


El paso siguiente fue la calculadora. Ya las cuentas no se hacían a mano, aunque aún se conservaba la tabla de logaritmos. La posterior aparición de las denominadas “calculadoras científicas” que brindaban directamente la facilidad de trabajar con el sistema sexagesimal dió por tierra y terminó de sepultar a las viejas tablas de logaritmos. Ahora  solo había que sumar, restar, multiplicar y dividir horas, minutos, segundos o su equivalente en grados sexagesimales, tal como nos movemos en nuestro conocido sistema decimal. Claro que… todavía había que dibujar las cartas natales a mano….

El paso siguiente fue la aparición de las computadoras. Al principio fueron esas amigables versiones hogareñas que se conectaban a un televisor y los programas se grababan en viejos cassettes de audio bajo nativos sistemas operativos BASIC; luego la PC profesional con su sistema operativo DOS y desde allí su evolución hasta el presente pasando por todas las versiones de Windows.

Si en algún momento las calculadoras científicas terminaron con las tablas de logaritmos, las computadoras actuales están aniquilando a los libros de efemérides y a las tablas de casas, y transformándolos en dignos objetos de un museo de astrología.

Y fue en este proceso en el que también dejamos de dibujar las cartas natales a mano….

Pero… ¿que dirías si te enteraras que aquella viejísima versión de programa que calculaba una carta natal en esa antiquísima máquina Texas TI 99 4A, (o sus equivalentes Sinclair o Commodore) y que para comenzar a dar los resultados tardaba algo más de 3 minutos en los que hacía sus cómputos, es prácticamente la misma rutina que los novísimos programas de cálculo astrológico utilizan en el presente, con solo algunos retoques que los hacen mas agradables a la vista? Bueno. Esto es exactamente así. Las fórmulas básicas con las que los programadores construyen su software de astrología son exactamente las mismas que las utilizadas 30 años atrás. Salvo algunos retoques y actualizaciones nada ha cambiado en estas fórmulas.

¿Por qué entonces esta necesidad de correr tras la nueva versión, si las anteriores funcionan bien, y en algunos casos hasta mejor? Tal vez la excusa sea que funcionamos con el mismo mecanismo que nos lleva a cambiar de auto ante cada nuevo modelo. Claro, los vehículos tienen desgaste, pero por suerte el software no lo tiene.

Lo cierto es que se pueden seguir utilizando esos viejos programas que tan útiles nos han sido, tanto, si conservamos una vieja computadora a la que nos ocupamos de mantener funcionando totalmente reparada, como si también contamos con nuevas PC con sistemas operativos de última generación que limitan la utilización de viejos programas al considerarlos obsoletos, recurriendo a las nuevas tecnologías de virtualización, las cuales se encuentran al alcance de todos los usuarios en forma totalmente gratuita, y que permiten la utilización de esos viejos programas en computadoras modernas cuyos sistemas operativos los rechazan de plano.

  • Si sentís que las versiones anteriores de tus programas astrológicos funcionaban mejor que sus actualizaciones.
  • Si antes encontrabas en tus antiguos programas funciones que luego fueron retiradas.
  • Si querés recuperar tus bases de datos de antiguas cartas natales.

 Todo eso tiene solución.

No solo podrás recuperar tus antiguos programas, sino que los llevarás con vos para siempre, independientemente de cuantas veces se actualice tu sistema operativo.

Gracias a los actuales sistemas de virtualización, tu antiguo software de astrología puede seguir funcionando en Windows 7, Windows 8 o Windows 10, o en cuanta futura versión de windows y cualquier otro sistema operativo dispongas en ese momento. Eso quiere decir, que si tus viejos programas corrían en sistemas operativos Windows XP y vos disponés de una PC con LINUX o con Windows 10, podrás seguir utilizando estos mismos programas sin ningun dificultad. Obviamente, deberás contar con algún software de virtualización (de los muchos que existen disponibles en la red), al que se accede en forma totalmente gratuita.

Obviamente, de la enorme oferta que existe en el mercado, hay dos que se destacan y a los que se puede acceder en forma gratuita: VMware, y Oracle Virtual Box

Pantalla principal del software Oracle Virtual Box, donde en el menú de la izquierda se encuentran listas para su utilización 4 máquinas virtuales diferentes, es decir, 4 computadoras distintas, cada una de ellas con su correspondiente sistema operativo y sus distintos programas ya cargados. Un windows XP limpio, sin programas, tal como una PC nueva para cargar; una máquina a la que llamo Astromántico, que contiene innumerables programas de astrología, todos bajo windows XP, un sistema operativo ANDROID para emular mi teléfono, y una máquina con sistema operativo DOS en la que corro viejos programas como ASTROCALC, BLUE STAR, KEPLER, SPECIAL, etc. conservando sus viejas bases de datos con su cartas ya calculadas (obviamente algo mas vinculado a la nostalgia, pero que también es útil).

Pantalla principal del software VMware, donde en el menú de la izquierda se encuentran listas para su utilización 3 máquinas virtuales diferentes, es decir, 3 computadoras distintas, cada una de ellas con su correspondiente sistema operativo y sus distintos programas ya cargados. Un windows XP limpio, sin programas, tal como una PC nueva para cargar, ora máquina con igual nombre, que contiene innumerables programas de astrología, todos bajo windows XP; y una máquina con sistema operativo DOS en la que corro viejos programas como ASTROCALC, BLUE STAR, KEPLER, SPECIAL, etc. conservando sus viejas bases de datos con su cartas ya calculadas.

Que es la virtualización

Muchos consideran a la virtualización como una de las principales tendencias a futuro en relación a la utilización de distintos sistemas de computación. Sin querer arriesgar tanto, pese a ser astrólogo, creo que la virtualización es una de las soluciones más adecuadas cuando disponemos de PCs poderosas, con sistemas operativos actualizados, pero que dejan de lado todo nuestro software anterior al que consideran “obsoleto” o “desactualizado”.

Por lo general esta “desactualización” se hace visible solo en un tema demasiado técnico como lo es el paso del funcionamiento de las computadoras con la capacidad de procesar antiguamente 16 o 32 bits, a computadoras que en la actualidad procesan 64 bits, y seguramente las que en algún momento llegarán a procesar 128 bits, si es que ya no están en el mercado.

Para explicarlo con sencillez, la virtualización consiste en la utilización de un software, que por lo general se baja de la red en forma gratuita, y que permite crear y simular otra computadora con un sistema operativo diferente pero de características virtuales, es decir que no existe físicamente, pero si la vemos funcionar dentro de nuestra computadora nueva.

Es decir que, hacemos funcionar una PC, dentro de otra PC. Y esta nueva PC, que funciona dentro de la computadora física, puede hacerlo con una versión anterior del sistema operativo con el que contamos en la máquina principal, o también con un sistema operativo diferente.

Esta nueva computadora, funciona igualmente que cualquier PC, y contiene todos nuestros viejos programas de astrología (y no astrológicos también) que utilizamos en nuestra vieja PC, conservando sus configuraciones, sus archivos, y su correcto funcionamiento. Es decir que el gran poder de procesamiento que tienen las nuevas computadoras, permiten hacer funcionar a la computadora principal, con otra computadora virtual simulando a nuestra vieja y querida máquina.

Es más, podemos simular más de una PC. Podemos tener una con windows XP, otra con windows 7, otra con LINUX, otra con el viejo DOS, y con cuanto otro sistema operativo hayamos trabajado.

De hecho,. yo cuento en mi PC con dos programas de virtualización diferentes, los ya mencionados VMware y Oracle Virtual Box, en los que en cada uno de ellos funcionan entre 3 y 4 computadoras diferentes en forma virtual. Se destacan en estos sistemas virtuales máquinas en las que se ejecutan un  viejo sistema operativo DOS, habiendo recuperado viejos programas de astrología como el ASTROCALC, el BLUE STAR (para DOS), el Kepler, los viejos programas de Alexander Marr de rectificación y de direcciones primarias como el SPECIAL; y otra con Windows XP en la que funcionan antiguas versiones de WINSTAR, KEPLER, SOLAR FIRE, MERIDIAN, y otros tantos programas conocidos de astrología que corren bajo windows pero en distribuciones no tan nuevas. Una vez bien configurados no existe ninguna diferencia en su funcionamiento entre lo que es una máquina virtual y la máquina principal. Configurada la virtual en pantalla completa, uno tiene la sensación de estar trabajando con su antigua computadora, pudiendo alternar entre unas y otras sin ningún tipo de dificultad.

Imagen de la pantalla de mi PC principal. En la misma hay cuatro ventanas distintas. Al frente, abajo a la izquierda, el programa de virtualización Virtual Box. Arriba en azul, la pantalla de un windows XP limpio sin programas instalados. A la derecha , arriba, un Windows XP con programas diversos de astrología y todos sus iconos listos para ser utilizados, debajo a la derecha, una PC virtual con sistema DOS y el programa de Direcciones Primarias de Alexander Marr.


PC física con una ventana en la que corre un sistema DOS con programa de astrología de Alexander Marr.

PC física con una ventana en la que corre un sistema DOS con el antigu programa de astrología ASTROCALC.

PC física con una ventana en la que corre un sistema WINDOWS con el programa de astrología de Win Star verión 4.

Como se puede apreciar, la virtualización es una solución a la constante necesidad de actualización, con programas que a veces no ofrecen lo que se pide por ellos ante cada versión, y sobre todo, para aquellos que prefieren seguir utilizando su software mas antiguo, sobre todo cuando se han sentido seguros con ellos.

Otra ventaja es que la máquina virtual se puede guardar siempre en un pendrive, tanto el software, como los archivos de cartas natales, y utilizar rápidamente en cualquier PC que tenga instalado el software gratuito de virtualización. Si tenemos siempre la precaución de actualizar este pendrive con las nueva cartas natales que vamos realizando, siempre vamos a poder contar con todos nuestros datos independientemente de la cantidad de máquinas reales que pasen por nuestras vidas. Siempre nuestra vieja máquina y nuestro software confiable estará con nosotros.

Comentarios   

0 #2 Jimmy Barrera 26-06-2018 12:02
Es agradable saber que se impulsa a los astrologos a "no pelearse" con el nuevo software, sino por el contrario, conocer que hay tecnologías que permiten echar un vistazo a aquellos programas que alguna vez se sintió que eran mejores que los actuales y que aún pueden dar una mano en los estudios que se realicen.
Trabajo en tecnología hace algunos años y este tema de la virtualización ha avanzado tanto que centro de cómputos completos pueden virtualizarse y permitir el uso de software considerado obsoleto cuyos fabricantes no permiten correr en las nuevas versiones de sistema operativo.
Excelente post!
Citar
0 #1 Lia 27-02-2018 22:15
Hola, gcias por transmitir esta informacion. ¿Es fácil la instalación de este programa "virtual?.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Artículos de Astrología

16 de septiembre. Eclipse de Luna en Piscis: “una herida que no cierra”
16 de septiembre. Eclipse de Luna en Piscis: “una herida que no cierra”

    En tiempos en que la violencia se exacerba y donde la denominada “violencia de género” alcanza picos de manifestación que resultan alarmantes para una comunidad que  presume de “civilizada” el eclipse de Luna que tendrá lugar este Viernes 16 de septiembre a las 16:05 puede constituirse en una voz de alarma  [ ... ]

Ciclos planetarios, cuando la Sizigia espera a los Cronocatores
Ciclos planetarios, cuando la Sizigia espera a los Cronocatores

por Néstor Echarte Una vida intensa, signada por un enorme potencial creativo y una muerte temprana anunciada por una perfecta maquinaria astrológica que tan solo mediante la utilización combinada de dos ciclos planetarios diferentes, enmarca nacimiento, exito y final de quien en su breve paso, de 40 años, por esta Tierra d [ ... ]

Proporción Áurea y Direcciones Pitagóricas en la práctica astrológica
Proporción Áurea y Direcciones Pitagóricas en la práctica astrológica

Por Néstor Echarte Ya hace más de 30 años, el astrólogo argentino Miguel Kamenetzky publica un trabajo en donde recrea, analiza, justifica y aplica un método de pronóstico astrológico que denomina “Direcciones Pitagóricas”. Señala en su trabajo que “la casi totalidad de los métodos de Direcciones Planetarias co [ ... ]

ERA de ACUARIO: una espera prolongada para una utopía que se resiste en llegar
ERA de ACUARIO: una espera prolongada para una utopía que se resiste en llegar

Escribe: Néstor Echarte
 
En forma muy lenta (visto desde la relatividad de los seres humanos) pero sin pausa alguna, el reloj precesional avanza en el tiempo mientras retrocede sobre el zodíaco de las constelaciones, a razón de 1° de arco cada 71.6 años terrestres, señalando un punto en el espacio profundo que [ ... ]

Sistemas de Domificación: ¿Una opción azarosa o una decisión inteligente?
Sistemas de Domificación: ¿Una opción azarosa o una decisión inteligente?

Por Néstor Echarte
 
La elección de un sistema de casas astrológicas debería constituirse en el corolario de una decisión inteligente, pensada, razonada, a la que cada astrólogo llega luego de una formación consciente dentro del campo de la astrología, y después de haber profundizado en los conceptos astronómi [ ... ]

La antigua astrología de observación directa de nuestros cielos
La antigua astrología de observación directa de nuestros cielos

Por Néstor Echarte
Desde la observación directa del cielo hasta la utilización de sofisticados medios de cómputo, la comprensión y estudio de la astrología fue evolucionando hasta la actualidad, haciendo de nuestra disciplina un compendio estructurado de arte, historia, ciencia y conocimiento que acompañó al creci [ ... ]

Sobre el autor

Néstor Echarte es astrólogo formado en el CABA hace 30 años. Realizó distintos cursos de perfeccionamiento, con profesionales de la talla del Dr. Carlos Raitzin (SPICASC). Desde entonces desarrolla su labor dentro del área de la astrología tanto en lo que hace a la consulta personal como a la actividad docente. Fundador, junto a otros astrólogos, del Circulo Amigos de la Astrologia en el año 1985. Fundador de la revista electrónica Cosmovisión. Autor de Tablas de Casas Topocéntricas para el Hemisferio sur, e investigador con trabajos publicados en diferentes medios sobre Astrología y Sismología, Astrología Ascensional, Rectificación de la Hora de Nacimiento, Direcciones Primarias, Tema de Época, Astrologia Dracónica, Elixires Planetarios, entre otras colaboraciones con distintos medios. Conduce en San Carlos de Bariloche desde el año 1988 el programa de radio Cosmovisión, donde fundamentalmente divulga temas y conocimientos vinculados a la astrologia. Desarrolla una intensa actividad docente en San Carlos de Bariloche, formando en los últimos 20 años a numerosos astrólogos que trabajan en forma profesional en astrología. También desarrolla su actividad como consultor particular en Bariloche. Desde el año 1981 que expone en diferentes congresos especializados en la temática astroalaógica y brinda charlas de astrología en forma constante en San Carlos de Bariloche, ciudad en la que reside desde 1988. Entre las publicaciones que realizó, además del libro de Tablas de Casas, se encuentran las revista Eclíptica, La Nación de Urania, El Mago, revista electrónica Cosmovisión, artículos periodísticos en diarios y revistas.

 

(CONTACTAR)